7 sept. 2017

Brujas famosas de la historia

Las figuras de las brujas se han repetido una y mil veces a lo largo de la historia. Ya se habla en textos antiguos sobre mujeres con poderes sobrenaturales, sacerdotisas de las diosas, curanderas, videntes...

La historias de muchas de estas mujeres están bañadas de misticismo. Otras son un reflejo de la sociedad (de la época o actual) que se niega a ver a una mujer con poder.

Pero por una cosa o por otra algunas pasan a la historia como las brujas famosas por el mito que las rodea, por el folklore, por su vida... 

He aquí mi lista de...


13 BRUJAS FAMOSAS DE LA HISTORIA


Ordenadas cronológicamente, por elegir algún método de clasificación, las brujas que yo recopilo en este artículo son una amalgama de historias tan interesante que cuesta resumirla en unos pequeños párrafos.



Alice Kyteler (1324)


Noble normanda que resultó ser la primera persona acusada y condenada por brujería en Irlanda. Alice Kyteler se había casado varias veces y, en todos sus matrimonios, su marido enfermaba y moría en extrañas circunstancias. Y ella heredaba una fortuna, todo hay que decirlo.

Tras la muerte de su cuarto marido, se comenzó a decir que era una bruja. Y es que resulta que su último marido había cambiado el testamento unos días antes de morir para dejárselo todo ¿a quién? A Alice. 

El resto de familiares alegaron que había ejercido la brujería y había obligado a su marido a cederle las riquezas. Los cuchicheos no tardaron en llegar y la acusaron de ser la líder de un aquelarre y de tener relaciones sexuales con el diablo (lo normal de una novela de romántica paranormal, por cierto).


Al final tuvo que huir a Inglaterra para evitar las acusaciones por brujería.


Juana de Navarra (1370-1437) 



Juana de Navarra nació en Pamplona y fue la sexta hija de Carlos II el Malo y Juana de Francia, reyes de Navarra en aquella época. Hay quien dice que los séptimos hijos son dotados de dones y de poderes mágicos (supongo que por asociación con el número del dios cristiano, el 7), así que ¿los que son los sextos se asocian a poderes del Demonio por el 6?

En cualquier caso, parece que la infancia de Juana no tuvo especial importancia y, si hubo algún hecho extraño que pudiera llamar la atención, fue rápidamente cubierto por palacio.

Tuvo dos matrimonios: el primero con Juan V de Bretaña (con el que tuvo 9 hijos) y un segundo matrimonio con Erique IV de Inglaterra, lo que la convertiría en Reina. 

Aunque con Enrique IV no llegó a tener descendencia, el rey sí que tenía hijos de un matrimonio anterior. Juana era la madrastra de un cuento de hadas que, como con Blancanieves, parecía querer deshacerse de los herederos.

De hecho, fue justo eso lo que pasó: Juana de Navarra fue acusada de brujería por tratar (según dicen) de matar al heredero a la corona, el que sería Enrique V, usando venenos. Eso la llevó a la cárcer de Pevensey durante 4 años. Aunque consiguió ser liberada y vivir el resto de su vida con tranquilidad.



Madre Shipton (1488-1561)


Aunque no se conservan datos de su leyenda más atrás de 1641, las investigaciones dicen que el verdadero nombre de Madre Shipton, una bruja famosa en Inglaterra, era Ursula Southill (que nació en 1488).

Debió ser muy querida por los vecinos de Knaresborough, en Yorkshire, que acudían a ella por sus increíbles poderes como vidente.

Debido a su horrible apariencia (era la bruja típica con nariz ganchuda y verrugas) fue víctima de numerosas burlas durante su infancia: algunos la llamaban la "bastarda del diablo".



Sus profecías y visiones cobraron mucha importancia después de su muerte en 1561. Hay quien la compara con Nostradamus (aunque como esta es una mujer y no un SeñorTM no se la recuerda tanto).

No solo profetizó su propia muerte, sino que adivinó la Gran Plaga, el Gran Fuego de Londres, la derrota de la Armada Española... Algunos aseguran entender en sus profecías el vaticinio de la tecnología moderna y el devenir de una catástrofe que hará renacer a la raza humana.


Agnes Waterhouse (1566)


Agnes fue una de las brujas más famosas de Inglaterra ya que fue la primera en ser ejecutada por un tribunal secular. Los lugareños la conocían como Madre Waterhouse y se dice de ella que era sabia, compasiva y una buena sanadora. 



Su vida se torció después de la decapitación de Ana Bolena, ya que Enrique VII firmó un acto contra la brujería.

Fue acusada en 1566, culpándola de la muerte de un vecino por artes oscuras. También la culparon de traer enfermedades a la ciudad y hasta de asesinar a su propio marido. El conjunto de crímenes que se le atribuía era atroz.

Agnes Waterhouse confirmó las acusaciones y afirmó que su gato (llamado Satanás) había hecho parte del trabajo sucio

Fue ahorcada ese mismo año.



Agnes Sampson (1591)


Agnes Sampson fue una de las 70 brujas involucradas en los juicios por brujería de North Berwick (1590-1592).

En aquella época, el rey James I de Escocia dejó de ser misericordioso con los casos de brujería al casarse con Ana de Dinamarca (que odiaba a las brucas y la aterrorizaba la magia oscura).

James I comenzó una caza de brujas, seguro de que varias lo habían hechizado para matarlo (tuvo un accidente en el mar). Entre el grupo de acusados, figuraba Agnes.

Fue torturada hasta que cedió y confesó su conspiración contra el rey. La ahogaron antes de quemarla por brujería en 1591.


Elizabeth Sawyer (1621)


Conocida como la bruja de Edmonton, Elizabeth Sawyer fue acusada de brujería por sus vecinos que aseguraban que había hechizado a sus hijos y al ganado. Por esta razón, decidieron por no comprarle escobas, que era a lo que se dedicaba esta mujer.

(Una bruja vendiendo escobas... mmmm... yo me lo creo)

Un día, uno de los cerdos de Elizabeth se comió un poco del jabón de una vecina y esta, enfadada, empezó a pegarle al animal. Elizabeth salió a defenderlo y dicen las malas lenguas que embrujó a la vecina y que esta murió.

Fue acusada de brujería y encarcelada. Allí, tras interrogatorios crueles en los que se la torturó, confesó que era bruja y que acariciaba al Diablo que se aparecía ante ella con forma de perro negro de ojos rojos.

La ejecutaron poco tiempo después.



Margaret Jones (1613-1648)




Esta es una de esas historias que da rabia contar.

Margaret Jones trabajaba como médico en Massachussets. Dicen que era una mujer adelantada a su tiempo, con unos métodos revolucionarios para curar a los pacientes (algunos decían que curaba a sus pacientes clavándoles palos. ¿Quizás aprendió acupuntura?).

¿El problema? Que los pacientes no se fiaban de una mujer que no siguiera las normas y no se tomaban las medicinas que ella les daba. Muchos murieron por falta de tratamiento y, al ver la ola de muertes, Margaret fue acusada de brujería.

Hasta los periódicos locales dijeron que no había pruebas que respaldaran la acusación y es que el método por el que fue juzgada consistió en el juez setado delante de ella durante horas hasta que el Diablo se manifestase en torno a ella. Y por lo visto, lo vieron corretear por allí.


Margaret Jones fue ejecutada en 1648 por "su crimen". Algunos la consideran "la primera bruja de Salem".



Maggie Wall (1657)


Una bruja curiosa Maggie Wall porque resulta que no se sabe NADA de ella. Lo único que se tiene como muestra de su existencia es un monumento a su memoria localizado en Dunnung.

En el monumento se puede leer en letras blancas: "Maggi Wall quemada aquí en 1657 como una bruja". 

Hay quien asegura que en realidad jamás existió, otros dicen que sí pero que sus archivos se perdieron o jamás se registró su muerte. Pero es que es tan curioso que no se tiene constancia del monumento hasta 1866 cuando fue encontrado en un claro del bosque (el bosque está documentado desde 1829).

Algunos piensan que el monumento está erigido en honor a todas las brujas asesinadas en Escocia y que Maggie Wall es solo una bruja simbólica.



Catherine Monvoisin (1680)


Catherine Monvoisin, más conocida como La Voisin, era una bruja famosa de París, conocida por las premoniciones que tenía desde niña.

Debido a sus capacidades como curandera, La Voisin trabajó para muchas mujeres nobles vendiéndoles pociones de amor y venenos. También las ayudaba a abortar cuando las nobles así lo deseaban.

Fue precisamente por un escándalo relacionado que se la acusó de brujería, asegurando que sus pociones envenenaban a las mujeres que la bebían.

Catherine se vio acorralada por un grupo de mujeres influyentes y su testimonio fue silenciado. Algunas de sus antiguas clientas incluso se volvieron en su contra para evitar que se las relacionara con algún aborto deseado.

Fue condenada por envenenamiento y brujería, y quemada en el centro de Paris frente a la vista de todos en 1680.


Elly Kedward (1785)


En un pequeño pueblo donde ahora se encuentra Burkittsville (Maryland) un grupo de niños acusa a una vecina de querer llevarlos a su casa. ¿Para qué? Pues parece que la buena señora quería desangrarlos.

La anciana había conseguido engatusar a algún que otro niño para que fuera a su casa a cambio de dulces y después había aprovechó para sacarles sangre. Los niños denunciaron los hechos, asustados, y enseñaron las heridas que se habían hecho. La respuesta del pueblo fue brutal. 

Elly Kedward fue acusada de brujería y expulsada del pueblo. Para asegurarse de que no volviera, la ataron a una carretilla y la empujaron hacia el bosque donde la abandonaron. Se cree que la anciana murió bajo el frío del mes de noviembre.

Esta historia puede que no te suene del todo, pero si te digo que el asentamiento que había antes del pueblo de Burkittsville se llamaba Blair, ¿lo reconoces?

Exacto, esta es la mujer en la que se basa la historia de la película El proyecto de la Bruja de Blair (esa que sabe mezclar tan bien la realidad y la ficción para dar veracidad).

Y es que la leyenda de Elly Kedward no acaba aquí: al año siguiente todos los niños que la habían acusado desaparecieron durante el mes de noviembre. Los pueblerinos, temiendo estar malditos por la Bruja, abandonan el asentamiento.

No sería hasta 1825 que la Bruja de Blair volvería a tener importancia, cuando desaparece una niña (del pueblo de Burkittsville fundado en 1824). En 1886 desaparece un niño y el equipo de salvamento que fue a buscarlo al bosque también. El segundo equipo de salvamento encontró al primer grupo destripado y colgados en formas de pentagramas.

Y continúan con más desapariciones...


Joan Wytte (1819)


Conocida como "el hada luchadora de Bodmin" esta bruja del condado inglés de Cornualles era famosa por su poder como clarividente. Era famosa entre los vecinos que incluso iban a hacerle consultas y para curarse (también era sanadora).

Joan Wytte colgaba las vendas de los enfermos de los árboles para favorecer la curación. Supongo que por esa unión con la naturaleza la llamaban hada.

El caso es que también la llamaban luchadora y es que parece que era una bruja de las que tiene mal carácter. Tanto fue así que, como resultado de una discusión vecinal, fue encarcelada. Y murió en la cárcel.

¡Pero aquí no acaba la historia! Resulta que Joan Wytte fue disecada y puesta en un ataúd que no se sepultó. Fue usada en una sesión de espiritismo (donde dicen que despertó dando un susto de muerte al personal). Y, después, expuesta en un museo de brujería donde tuvieron que retirarla por una serie de fenómenos poltergeist.


Marie Laveau (1794-1881)


Llamada la Reina Vudú de Nueva Orleans, es posible que conozcas a Marie Laveau si has visto la tercera temporada de American Horror Story: Coven.


Algunos la consideraron una bruja malvada y la temían debido a sus increíbles poderes, pero muchos otros confiaban en ella y en su poderoso vudú. 

Se convirtió en una curandera famosa y con un éxito tremendo, capaz de curar mágicamente a los enfermos. Además, era conocida por su amabilidad y su hospitalidad, especialmente con aquellos que más lo necesitaban.

Maire Laveau vivió una vida larga y feliz hasta morir a los 98 años de simple vejez.


Reflexiones sobre las brujas más famosas de la historia


Después de recopilar toda esta información, da que pensar lo terrible que es el ser humano, cómo puede acusar a cualquiera con tal de quitárselo de en medio.

Muchas de estas mujeres solo tuvieron un error: destacar. Da igual que sea por brujería real o por su capacidad para ser excelentes curanderas. Cuando destacaban eran más fáciles de apuntar con el dedo gritando "¡BRUJA".

Sin embargo, las brujas son tremendamente interesantes. 

¿Conoces más brujas? ¿Cuál es tu favorita?


¡ATENCIÓN! Porque tengo noticias interesantes para ti:

  • Si eres escritor y no puedes dejar de maquinar historias, Lulu Von Flama y yo hemos lanzado una plataforma/comunidad para escritores. Avisamos de concursos, ayudamos a crear historias, a organizarte... Tienes todo el proyecto de La Maldición del Escritor mejor explicado aquí.
  • Si lo tuyo son las brujas ya deberías saber que tengo una novela a puntito de salir que está repleta de ellas. Hijas de Lilith: El legado de la sangre estará disponible en octubre (espero), PERO puedes tener el prólogo en exclusiva el día 16 si te apuntas a mi lista de correos:




Espero que estés preparado para el aquelarre...
¡Comparte!:

11 comentarios:

  1. ¡Me ha gustado mucho! ¡Realmente interesante!
    He de decir con vergüenza que sólo conocía a dos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco las conocía a todas hasta que empecé a leer sobre ellas, pero, madre mía, qué interesantes sus historias :D

      Eliminar
  2. Muy buen artículo, me ha encantado.
    El tema de las brujas,... me apasiona. Entre los millones de proyectos que tengo en proceso está una novela sobre el proceso de Logroño y las acusadas de brujería de Zugarramurdi que fueron quemadas. Es un historia apasionante, merece la pena acercarse al museo de las brujas del pueblo de Zugarramurdi.
    Un fuerte abrazo Rafa, y gracias por tus artículos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia que tenemos de brujas en España es MUY interesante. Nada que envidiar a Salem. De hecho, mis brujas son del norte de España como referencia a las brujas de Zugarramurdi, aunque no se las nombre.
      ¡Un abrazo, Aritz!

      Eliminar
  3. Lo curioso de la brujería es que se trata de uno de los universales antropológicos; se ha dado en toda época o cultura: personajes con capacidades mágicas o sobrenaturales que usaban sus enormes poderes para hacer el mal sobre una comunidad indefensa. De ahí el terrible miedo que provocaban.

    Porque el miedo, y en menor medida la envidia, son las emociones humanas que yo creo que están en la base de la persecución de las brujas. Un miedo que los poderosos supieron usar para deshacerse de elementos subversivos como los judíos, los herejes (recordemos que la brujería de las grandes persecuciones era una herejía), o cualquier filósofo o científico que amenazase el orden natural o social. Y un miedo que, en épocas aciagas de guerras generalizadas, rupturas religiosas, epidemias y hambrunas, provocaba en la población un estado de terror irracional y psicosis colectiva. La gente se creía amenazada de verdad, constantemente, y buscaba culpables de todos estos males. Los solía encontrar en los más vulnerables. Y una masa asustada y enfurecida es capaz de los actos más terribles.

    Y ahora mi aportación, con una bruja manchega: Juana Ruiz, bruja daimieleña (paisana mía), la primera juzgada como tal por el tribunal inquisitorial de Toledo, a medidados del XVI. Anciana que buscaba por la noche huesos en el cementerio, desnuda, y a la que algunos vecinos habían visto salir volando por la chimenea. Porque no solo ha habido brujas en las montañas del norte o en la mágica España verde. Su caso lo llegó a recoger el gran especialista Julio Caro Baroja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miedo es un arma muy peligrosa. Es increíble lo que se puede conseguir provocando miedo en la gente.

      WOW! No conocía el caso que mencionas, ¡es súper curioso!

      Muchas gracias ^^

      Eliminar
  4. ¡Me ha encantado el post! En serio. No soy mucho de escribir sobre brujas, por ejemplo, pero la verdad es que me encanta leer sobre ellas. Es un tema muy interesante, sus historias… como apuntaste al final, quién sabe si simplemente se las apuntaba con el dedo por destacar o si, por otro lado, quizás era cierto todo lo que se decía. Nadie sabe. Pero el post, increíble :D

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, yo no sé si creer en las brujas, pero haberlas, haylas...
      A mí me encantan y escribo y leo mucho sobre ellas por eso mismo.

      Me alegro mucho de que te guste el artículo ^^

      Eliminar
  5. Una información muy útil, como inspiración y como referencias.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen artículo, bien documentado. Supongo que tendrá algo que ver con tu novela.
    Me gusta que muchas de las que has puesto tenían rasgos de los que después se han considerado típicos de las brujas.
    También me da pena como la mayoría de casos son la clásica mujer sanadora a la que acusaban por cualquier tontería y acababa confesando cosas monstruosas mediante tortura. La envidia, la religión extremista y la misoginia nos han privado de a saber cuántos avances en la medicina durante siglos sólo porque los estudiaban mujeres sencillas.
    Esto que me he encontrado hoy viene bastante al caso https://twitter.com/colectivo_sor/status/905126446636699653
    Saludos.

    ResponderEliminar