20 feb. 2017

Personajes LGBT: ¿son necesarios?

¿Consideras necesario introducir personajes LGBT+ en libros que no son exclusivamente de esa temática? Esa fue la pregunta que hice en Twitter con su encuesta asociada.

Un tema espinoso, por lo que he visto en algunos comentarios y cuyos resultados de la encuesta me gustaría analizar contigo aquí. Porque hay para todo (puedes acceder a cada tuit que menciono pulsando sobre la imagen).

Personajes-LGBT-son-necesarios-Rafael-de-la-Rosa-dragon-mecanico


PERSONAJES LGBT: 

¿son necesarios?


1) Resultados de la encuesta


La verdad es que estoy contentísimo con el nivel de participación que he conseguido. ¡Casi 1000 votos! En comparación con las otras encuestas esta ha sido la más productiva, sin duda.

Personajes-LGBT-en-libros-de-otra-tematica-encuesta-79%-si-21%-no

De los 985 votos, 778 votaron que sí consideraban necesario introducirlos, mientras que 207 votaron que no. Esto es el 79% y el 21%, respectivamente.

La encuesta ha tenido más de 46 respuestas únicas (es decir, respuestas al tuit de la encuesta), pero muchas han derivado en conversaciones con varios usuarios. Cada cual más interesante, he de decir.


2) La polémica: "necesario"


Cuando escribo la pregunta para una encuesta, me la pienso y mucho. Con la encuesta que hice sobre videojuegos quise poner la palabra "arte" para que la gente comentase y me dijese que "votaba tal pero pensaba que...".

Si no hago este tipo de cosas, muchos se dignan a darle al botón de "Sí/No" y fin. Pero a mí no me interesa que seas un dato sin nombre en una estadística. Lo que quiero es que interactúes conmigo, que me expliques tu voto. Por eso jamás vas a encontrar una respuesta con un "depende".

¡Depende es la respuesta válida para todo! ¿De qué me serviría ponerla como opción y que todo el mundo la vote? Ya te lo digo yo: de nada, no serviría de nada.

Con esta encuesta ha pasado algo parecido y puse de forma muy cuidadosa la palabra "necesario". Ha tenido justo el efecto que pensaba: la gente comentaba matizando su respuesta porque ese "necesario" lo veían demasiado impositivo.


Bandinelli-personajes-LGBT-normal-Me-sale-natural
Ojalá todo el mundo pensase como Badinelli, no harían falta encuestas como la mía.

Y, ¿a qué me refiero con necesario? Pues también lo dejaba a la elección de quien hiciese la encuesta. Seguro que tú al leer necesario has pensado en una de estas opciones:

- Necesario = obligatorio. Hay que meter personajes LGBT en todos los libros sí o sí y de forma obligatoria.

- Necesario = lo requiere la trama. Toda novela requiere, por su trama en sí, un personaje LGBT para ser coherente.

- Necesario = lo requiere la sociedad. Hay una necesidad social de visibilizar y normalizar al colectivo LGBT.

¿Cuál de esas tres opciones era la que yo quería utilizar? Las tres. Porque lo que quería era generar conversación, que la gente matizase su respuesta, que me explicaras por qué habías votado una cosa o la otra. 

Ahora bien, solo hay una de esas tres para la que se puede responder "sí" de forma directa: lo requiere la sociedad.

Taty-Personajes-LGBT-necesarios-para-nuestra-sociedad
Mira qué bien lo ha explicado Taty Mil Palabras

La introducción de personajes LGBT no es obligatoria. Nada en un libro es obligatorio excepto lo que hace avanzar la trama, como bien puntualizó Johan P. Mad:

Johan-Mad-lo-unico-necesario-es-lo-que-cataliza-la-trama

Algunos me dijeron que era absurdo que apareciesen personajes LGBT, que en muchas de las vivencias de su vida no había personajes LGBT y en los libros debería ser igual. 

Ay... lo que nos toca ver. 

Como bien señalaba Jennifer Moraz en su artículo de esta semana (me ha venido al pelo que lo publicase justo después de mi encuesta porque está muy relacionado y te recomiendo muchísimo que lo leas), la orientación sexual no es algo que se vea

Es decir, por ver a una persona no vas a saber si es gay, lesbiana, bisexual, asexual o queer en general (es decir, no heterosexual). Tampoco vas a saber que es heterosexual. 

Así que, que haya vivencias en las que no hayas comprobado que ninguno es LGBT no te asegura que sean heterosexuales y cis.

Por lo que no es absurdo meter a personajes LGBT en temas que no tengan que ver con el colectivo. Las personas LGBT existimos y no estamos continuamente pensando en cosas LGBT.


3) "Si la trama lo pide..."


"Yo veo bien que se metan personajes LGBT siempre que esté justificado". Más de uno y más de dos me soltó esta pera (y sus variantes). Ya lo previó Charlie Wood Head y creo que lo explicó mejor de lo que podría hacerlo yo ahora: 

Charlie- Personaje-LGBT-que-no-sea-forzado-Personaje-heterosexual-nunca-es-forzoso

Es justo eso. ¿Está justificado que el resto de personajes sean heterosexuales?

Cuando aparece un personaje heterosexual, su sexualidad no necesita justificación, nadie tiene un problema con que manifieste te su atracción por el sexo opuesto (porque normalmente sexo y género van cogidos de la mano en estos casos). Todo Ok, nadie se escandaliza.

Ahora, aparece un personaje LGBT y todo son críticas:

"No sé, no veía necesario que fuese gay"

"¿De verdad hace falta que Elsa sea bollera? 
No sale nada en la primera película de Frozen"

"Veo muy forzado que sea trans y lesbiana, es irreal"

...

Estos tres comentarios los he sacado de foros, no me los he inventado. Curioso que justo sus comentarios hagan referencia a que sea "necesario" y "haga falta". El punto de conflicto de mi encuesta.

Voy a cambiar uno de esos comentarios para que veáis lo absurdo que suenan ese tipo de cosas (si es que no te suenan absurdas per se, porque yo no les veo pies ni cabeza): 

"¿De verdad hace falta que Harry Potter sea heterosexual? 
No sale nada en La Piedra Filosofal."

Este tipo de preguntas no las hace nadie. ¿Sabes por qué? Porque aunque Harry no manifieste atracción por nadie hasta conocer a Cho, todo el mundo da por hecho que es heterosexual. Por eso a nadie le extraña.

Esto se llama heteronormatividad y es justo eso, dar por hecho que todo el mundo es heterosexual hasta que demuestre lo contrario. Y esto produce muchísimos errores.

Así que, no. No hace falta que la historia justifique la presencia de un personaje gay, lésbico, transgénero, bisexual, asexual o del tipo no "estándar" que se te ocurra. Igual que no hace falta que se justifique la heterosexualidad. Otra cosa será si tú tienes un problema y lo catalogas como heterosexual por defecto y después te sorprendes (y te molestas) cuando no lo es.

La sexualidad y el género son un dato más. Como el pelo, los ojos, la altura. ¿Es necesario que el protagonista tenga los ojos verdes? No. ¿Es necesario que sea gay? Tampoco. ¿Son ambas cosas válidas y están bien sin que estén justificadas por la trama? Por supuestísimo que sí. 


4) Representación, visibilización, normalización


He dicho que sí que es necesario introducirlos desde un punto de vista social. Si no eres capaz de comprender mi perspectiva te hago otra pregunta análoga a ver si lo entiendes así: 

¿Es necesario introducir personajes femeninos en la ficción? 

Cada vez más personas están seguras de que la respuesta a esta pregunta es "Sí" (aunque haya imbéciles que digan que solo si son personajes femeninos BUENOS, como si a los masculinos se les exigiera lo mismo SIEMPRE).

Con los personajes LGBT ocurre igual. Existe una necesidad social de leer y ver personajes LGBT. Un porcentaje de la sociedad es eliminado de las novelas, de las películas y de los videojuegos de forma sistemática. Su existencia se obvia, se elimina. 

Las personas LGBT existimos y por lo tanto merecemos el mismo trato que las personas no LGBT. Merecemos aparecer tanto como el resto de personajes.

Te voy a contar algo personal. Como tengo muy buen rollo con mis compañeros de trabajo, les plateé la encuesta a ver qué opinaban. La mayoría dijo que lo veían muy bien e incluso necesario: "existen en el mundo real, ¿por qué no en ficción?". 

Ellos mismos empezaron a debatir y a decir que, hasta que un personaje no demuestra que no es hetero, no se te ocurre. Y pusieron varios ejemplos en los que se dieron cuenta de que no era hetero. 

¿Sabes que tenían en común todos los ejemplos que pusieron? Hombres homosexuales. Hoy en día, los hombres gays están siendo más aceptados (aún nos queda un trecho de pelea para llegar a una igualdad, pero algo es algo) y gozan de una mayor representación (aunque pequeña). Es el caso de Nasir y Agron, los dos personajes de Spartacus que encabezan esta entrada.

Sin embargo, el resto de personas del colectivo casi están desaparecidas en ficción. Mis compañeros no tenían del todo claro lo que era una persona transgénero, por ejemplo (aunque sí conocían a Nomi, la increíble hácker de Sense8). Si lo hubiesen visto más veces en películas, libros o series quizás se habrían familiarizado con ese tipo de situaciones y las habrían asumido como una opción más. 

¿Ves por donde voy? Pues que te lo diga Logan R Kyle por mí. 

Logan-siempre-debería-haber-representacion-LGBT-La-normalizacion-empieza-en-la-ficcion.


La ficción es el primer lugar donde podemos demostrar que estas personas existen y que son totalmente normales, integrándolas en historias que no tienen que ver con su orientación sexual o su identidad de género.

Porque la ficción afecta y mucho a todo lo que vivimos en el día a día. La ficción deja ver nuestra ideología y manda un mensaje. Si pones personajes LGBT sin estigmatizar ni estereotipar, mandas un mensaje claro: somos personas igual que el resto y merecemos el mismo trato y respeto.


5) Perpetuación de estereotipos


El problema de la introducción de personajes LGBT viene cuando se perpetúan estereotipos. Comentaba Aruv Lightwood, de forma muy acertada, que quería ser algo más que "el gay".

Aruv-Lightwood-quiero-que-se-me-represente-soy-mas-que-el-gay

Es justo eso, somos personas completas, no nos resumimos solo en nuestra condición de persona LGBT. Tenemos gustos, fallos, virtudes... Somos personas complejas y, por lo tanto, los personajes también deberían serlo.

Resumirnos a un solo factor (y tan irrelevante como la orientación sexual y/o la identidad de género) me parece absurdísimo.

Por eso la encuesta iba sobre personajes LGBT en tramas que no tienen que ver de forma directa con su condición de persona LGBT. Por ejemplo, ¿no puede haber un slasher con personajes no heterosexuales? ¿O es que los asesinos siempre atacan a grupos de jóvenes heterosexuales? En ese caso estoy a salvo, oye.

U otra cosa: ¿no puede ser una persona LGBT la elegida de una profecía? ¿Las profecías solo funcionan con personas heterosexuales? Mira por dónde, qué casualidad. Pues yo hace tiempo planteé algo diferente y a la gente le encantó (y a mí también, así que ya estoy planeando una historia para este personaje porque mucha gente me lo pidió).

Si estos tipos de historias se escribiesen más a menudo, habría una integración y una normalización paulatina. Cada vez se verían más personajes LGBT con los que poder empatizar, igual que yo puedo empatizar con un personaje heterosexual o del género contrario al mío.

Me dejo muchos temas en el cajón que usaré en artículos futuros, porque la verdad es que algunos comentarios merecen un artículo completo para poder explicarlo como es debido.

Quiero agradecer a cada persona que compartió, que votó y que comentó. Y a ti, si hiciste algo de eso, y por leer este artículo. 

Espero que también lo difundas para que llegue al máximo número de personas posible y vayamos cambiando el mundo a nuestro al rededor poco a poco. 😉


¿Participaste en la entrada? ¿Qué opinas de la presencia de personajes LGBT en ficción? 



Si te ha gustado esta entrada puedes hacerme un favor gigante y compartirla.
Y si quieres estar pendiente del contenido del blog puedes seguirme en Twitter y Facebook o apuntarte a mi lista de correos, donde podrás leer mi nueva novela en exclusiva (un cap nuevo cada dos semanas): ^^ 







Dos cosas más: 

- Sigue activo el concurso para ganar los dos libros de Crónicas del Fin. Te explico cómo participar aquí ^^

- Hablo de colectivo LGBT porque es el nombre más popular y el que facilita la mayor visibilización, pero soy consciente de que hay minorías que no aparecen en esas siglas, de ahí el uso de otras como LGBTQ (usando Queer para el resto de minorías), LGBTI+ (siendo I intersexual y + para el resto), o variaciones que no tienen nada que ver como GODI (géneros y orientaciones diversas).

En cualquier caso, lo que digo es válido para cualquier orientación sexual y cualquier identidad de género que no sea la cis hetero normativa (esa ya tiene el monopolio de representación en ficción, no hace falta reivindicar nada).


50 comentarios:

  1. No quiero ofender, pero la verdad es que estoy en desacuerdo contigo.
    Intoducir personajes gays no hace falta para normalizar. Eso solo os diferencia del resto, igual que el dia del orgullo.
    En mi opinion creo que eso os hace mas mal que bien. Lo suyo seria comportarse como personas normales y vivir sin preocuparse. Los heteros no nos manifestamos para reivindicar nuestra sexualidad. Si los gays os considerarais normales, tampoco lo hariais.
    A mi a veces me da la sensacion de que sois vosotros mismos los que no os aceptais.
    Cuando os acepteis y vivais sin preocuparos, el resto nos daremos cuenta de que sois normales y os incluiremos de forma organica y fluida al resto de la sociedad.
    Aun asi se nota que te has currado el articulo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco que no quieras ofender, pero ofendes. Y no te lo estoy diciendo con ninguna mala intención. Todos nos equivocamos y todos tenemos derecho a rectificar.

      Verás, para empezar hablo de personas LGBT+. Es decir, lasbianas, gays, bisexuales, transgénero, asexuales, intersexuales, agénero, género neutro... No hablo solo de personas gays.

      Por otro lado, las personas gays son normales, no hace falta que se comporten como personas normales porque ya lo son. Habrá algunos más afeminados, otros menos, otros muy llamativos, otros menos.

      Pero igual ocurre con las personas heterosexuales y a todos los consideras normal, ¿verdad? No considerar otros comportamientos como normales son síntoma de LGTBfobia y no es nada imposible. Vivimos en una sociedad que nos inculca esos pensamientos. Detectarlos y reconcoerlos como LGTBfóbicos es el primer paso para eliminarlos y aceptar a todo el mundo como es.

      Los heterosexuales (cis) no necesitáis reivindicar nada porque no sufrís ningún tipo de represión ni de marginación. Las personas que no cumplen el canon de heterosexual-cis tienen que pelear por unos derechos que les corresponden pero que la sociedad no les da.

      No tenemos que vivir sin preocuparnos y que entonces los heterosexuales cis decidan integrarnos, sino al revés: debéis comprender que todos somos igual de válidos, hacer una sociedad justa para todos (y entre todos) hasta el punto de que en el futuro no sea necesaria reivindicación alguna.

      Aunque para eso, me temo, aun queda mucho camino por delante.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. El problema no está en que no nos aceptemos nosotros. El problema está en que aún hay sitios donde no se nos acepta y queremos luchar contra eso. Y la cuestión no estaría en meter un personaje de orientación diferente a la heterosexual, indicarlo en cursiva, negrita, mayúsculas y darle bombo y platillo para que casi el hecho de haber un personaje de orientación diferente eclipse la historia de la obra. Ni mucho menos.
      La cuestión giraría más en torno a meter personajes de orientación diversa sin necesidad de expresarlo. Que quizá Fleide, princesa de los reinos del Norte, le parezca preciosa una joven que ha ido de visita por su reino. O que Brutus sea una joven con ciertos rasgos duros, espalda cuadrada, que mee de pie y vista corsé y manoletinas.
      La visibilización no tiene por qué consistir siempre en algo escandaloso. Con pequeños gestos también se logra defender pequeños aspectos.

      Un saludo y espero que mi respuesta resulte cordial.

      Eliminar
    3. Si lo he entendido bien, dices que no hace falta meter personajes gays porque eso solo nos diferencia. Creo que es... más o menos lo que ocurre, ¿no? La gente es diferente. Es diferente por muchos motivos, no solo la orientación sexual. Normalizar consiste en que tú no veas esa diferencia como una anomalía, sino como algo que aceptar con naturalidad, algo que celebrar. Loco, lo sé.

      Cuando encajas en el molde, tu sexualidad es la menor de las preocupaciones. Cuando no encajas, tienes que vivir con la certeza de que ahí fuera hay gente que quiere matarte. Hay gente que si pudiera te mataría, o al menos te daría una paliza. O que se contentaría con insultarte al cruzarse contigo el metro. A mí me ha pasado.

      Así que no, la normalización no es actuar como se supone que tengo que hacerlo para que no me insulten o me maten. La normalización no es que todos parezcamos heterosexuales y cisgénero para que no os escandalicéis por nuestra diferencia. La normalización es comprender lo perjudicial de la heteronorma para todos, no solo para mí. La normalización es que la aceptéis sin condiciones, que es diferente a tolerar. No es agacharse para que no nos veáis y parezcamos todos iguales, sino caminar con la cabeza alta, cómodos. Esa es la libertad que nos hará a todos más felices. Incluso a ti.

      Eliminar
    4. Buenas tardes. Voy a responderte a todo lo que has puesto en orden, excepto el primer punto que lo dejaré para el final, ya que con un poco de suerte te habrás dado cuenta tú sólo de lo que has dicho mal.
      ¿Qué haya personajes del colectivo LGTB+ no normaliza? ¿Nos hace diferentes? ¿Te das cuenta de lo absolutamente incoherente que es eso? La inmensísima mayoría de personajes son heterosexuales… ¿eso lo hace diferentes? Es que, de verdad, no hay por dónde coger ese comentario.
      Hace más mal que bien… de verdad, creo que no te paras a pensar lo que pones. ¿Hace mal ver como en los libros que lees, algunos de los personajes son cómo tú? ¿SEGURO? Por suerte, cada vez hay menos personas que piensan como tú y poco a poco se están introduciendo personajes LGTB+ en diferentes series, películas y libros para todos los públicos. Por desgracia siguen siendo una proporción pequeñísima y en situaciones super sutiles y que levantan polémica, como pasó con “Buena suerte Charlie, con Steven Universe o con Clarence”. Búsca los nombres de las series, polémica gay y verás qué divertido.
      Salen innumerables parejas o personajes heterosexuales, pero en cuanto sale alguno LGTB+, aunque sea anecdótico, hay polémica. Aun así, cada vez se ve (por suerte) más aceptado. Pero queda mucho trabajo.
      Y eso es ahora, donde incluso con toda esa polémica por la sociedad tan enferma en la que vivimos, niños LGTB+ pueden verse representados. Porque los que hemos crecido en los 90 nos las hemos visto canutas para ver que algún personaje tuviese nuestros gustos. Siempre eran heterosexuales todos y si en algún momento veías algo adulto, veías que el no hetero era tratado como un pervertido, un enfermo o un estereotipo andante cuyo único papel era ser “el amigo gay de” y su vida se centraba en ser un drama porque cada día tenía un novio diferente, igual de estereotipado.
      Crecer viendo que ningún personaje tiene tus gustos, que se ríen de ellos, que te insultan… te hace pensar que estás mal hecho, que eres incorrecto, inválido. Así que eso de “hace más bien que mal” es la mayor bazofia que has podido soltar.
      Respecto a comportarse como personas normales… ¿qué crees que somos? ¿cómo crees que vivimos? ¿Eres de esos que crees que un gay (por ejemplo) va por ahí soltando plumas y comportándose como los medios os hacen creer que se comportan?
      ¿Y te crees que no nos gustaría vivir sin preocuparnos? No, es que somos gilipollas y nos gusta estar amargados, obviamente. Nos gusta estar acojonados de que nuestros compañeros de colegio, instituto, universidad, trabajo, familia y demás nos dejen de lado, nos desprecien, insulten, se sientan decepcionados, agredan e incluso maten por el hecho de querer a una persona de tu mismo sexo. Sí, es una cosa que nos encanta… saber que podemos perder nuestro puesto de trabajo, por ejemplo, el cariño de algunos amigos (que, aunque a la larga te alegres de quitarse esa lacra de encima, duele). Nos encanta tener miedo de coger a nuestra pareja de la mano por la calle (porque os da igual que seamos LGTB+, pero en cada que no lo vean los niños que si pueden ser a los heteros pero estos no porque es algo que está mal aunque vayamos de guays y de tolerantes). O de que nos den una paliza al grito de “maricones” sólo porque queremos a otro hombre (que de verdad no entiendo qué daño os hace). Aprovecho para decir que hablo generalmente de gays porque al ser un hombre que tiene una relación con otro, me resulta más fácil.

      Eliminar
    5. Espero que hayas entendido que eso de “vivir sin preocuparse” es muy bonito y no es que seamos gilipollas y no queramos. Ya te digo que de verdad, no elegimos vivir con ese miedo de lo que pasará cuando digamos “soy gay”. Ahora es cuando dirás… ¡Pues no lo digáis!
      Pues eso es lo que queremos, ¿sabes? No tener que decir nuestra sexualidad ni defenderla. Pero para ello hace falta que no den por hecho que el mundo es hetero, que no haya odio a los que no lo son y que no haya polémica por cosas como un jodido anuncio de televisión donde salen dos tíos o dos tías cuando absolutamente todos los demás (millones y millones) son de parejas hetero. Es que es un porcentaje estadístico del 0% y aun así un solo anuncio ofende.
      Ahora viene el punto que más me gusta. Los heteros no os reivindicáis para decir vuestra sexualidad… ¿de verdad has dicho eso?
      ¿Qué queréis reivindicar? ¿Que el mundo está hecho para vosotros? ¿DE VERDAD ESTÁS DICIENDO QUE NECESITAS REIVINDICAR ESO? Porque no veo otro motivo, macho.
      Todas las fechas de ese estilo (fiestas nacionales y similares) son conmemoraciones de algún momento histórico importante para la gente que lo celebra, aniversarios, por ejemplo. El día del orgullo gay (LGTB+) se celebra para recordar que el 28 de junio del 69, en el pub Stonewall de New York empezaron las revueltas para que la policía dejase de perseguir y matar a los gays y lesbianas por el mero hecho de serlo (sí, eso pasaba y PASA aunque no os entre en la cabeza). Por eso se celebra ese día, en conmemoración de aquellos que empezaron a luchar y dijeron ya está bien. Y si la celebración del orgullo es tan colorida, tan chillona, extravagante y con tanta pluma, es porque la primera persona que tuvo el valor de hacerle frente a la policía (concretamente empezar a tirarle botellas y vasos a la cabeza para que se fueran del local) fue una Drag Queen.
      Por eso hay día del orgullo LGTB+ y no del día hetero. Porque en muchos países es ilegal (pena de muerte) ser gay, porque sólo en 20 países pueden casarse dos hombres o mujeres (cuando es un simple papel y unión política), porque como te dije, nadie te insulta ni da palizas gritando “hetero de mierda” (no me vengas con las bromas de la heterofobia porque de verdad es que cuando lo hacéis sólo nos dais más fuerza), porque una foto en público de un beso LGTB+ (o el beso en sí en directo) levanta ampollas y demás y porque NO TENÉIS NADA QUE REIVINDICAR.
      Seguimos por el “vosotros mismos no os aceptáis…” Es que, de verdad, tu comentario no hay por dónde cogerlo…
      ¿De verdad dices que vivamos sin preocupaciones? ¿Estás culpándonos de que nos desprecien, maltraten, asesinen y demás? ¿De verdad?
      ¿Y qué es eso de nos integraréis de forma orgánica en la sociedad? ¿Orgánica? Llevo 8 años de carrera científica relacionada con los seres vivos (biología y similares, básicamente), por lo que se algo (a ver si lo pillas) sobre cosas orgánicas y no entiendo desde ningún ángulo eso de meternos de forma orgánica en la sociedad. Que, por cierto, es lo que estamos haciendo. Metiéndonos, no es vuestro trabajo. Lo vuestro es más fácil: no discriminar.
      Desde vuestro taburete se ve el mundo muy fácil porque no tenéis ni puta idea de por lo que pasan otras personas, ¿eh? Es que es flipante, vamos.
      Aunque es normal que lo veas así porque no has tenido que superar tanta mierda como nosotros y no puedes comprender lo duro que es.
      Y ahora, me gustaría saber cómo carámbanos crees que introducir un personaje LGTB+ no se normaliza. ¿De verdad que de los millones y millones de personajes que hay en series, libros, pelis y juegos todos son heterosexuales? ¿Cambiaría si fuesen LGTB+?

      No quiero ofender, pero no tienes ni puta idea de lo que estás hablando.

      Eliminar
    6. Esto tiene tanta lógica como que un hombre saliera diciendo "las mujeres se consideran a sí mismas inferiores y por eso el hombre las denigra. Acéptense ustedes mismas y los hombres la integraremos orgánicamente en la estructura patriarcal".
      Y si eso es demasiado complejo, imaginemos a un hombre blanco diciendo: "Los negros se consideran animales, por eso los blancos los tratamos como tal. Acéptense como humanos y los blancos los integraremos en nuestra sociedad".

      Son argumentos ilógicos y aun así, alguien que no conoce el problema, que ve todo desde su nube privilegiada, los considera válidos.

      De hecho, se puede ejemplificar con el clásico, y tan tristemente famoso "Si las mujeres se vistieran correctamente y se dieran a respetar, no las violarían por la calle"

      Responsabilicemos a la víctima, siempre es más fácil.

      Espero sinceramente que todos los comentarios de arriba y un poco el mío hayan ayudado a que entiendas nuestro punto de vista, compañero o compañera Anónimo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. ¡Qué ganas tenía de esta entrada!
    Si es que la heternorma ya huele. Es genial hacer reflexionar a la gente que no se plantea todo esto sobre el hecho de que si no se especifica la orientación sexual de un personaje, se da por hecho que es heterosexual. O que nadie dice "Si metemos un personaje heterosexual en una novela hay que justificarlo".
    Por mi parte meto bastantes personajes bisexuales en mis escritos, por visibilizarnos un poco; pues lo que dices de que los personajes que son hombres (cis) homosexuales son mucho más comunes en la ficción, aun siendo una minoría.
    Creo que también es super-necesario visibilizar en la ficción el tema de la identidad de género porque en las pocas ocasiones en las que aparecen personajes trans, son tratados desde el desconocimiento, poniendo palabras en su boca que jamás dirían, (del tipo "nací mujer y quise ser hombre") por caer en los clichés.
    Me ha gustado mucho que hayas incluido mi respuesta :)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto que he incluido tu respuesta! Es el resumen perfecto de todo el artículo.

      Yo también introduzco personajes LGBT de todos los tipos. Mi problema viene al hacérselo ver al lector sin que parezca forzado.

      ¡Cuidado! Forzado el hacérselo ver, no el personaje.

      Me explico: tengo una muejr transexual. Es transexual TODO el tiempo, pero en ningún momento surge decir que nació con pene o que sus cromosomas son XY. ¿Cómo le explico al lector que esa mujer es trans sin que parezca metido a pegote?

      No va a decir nada de "cuando yo era un hombre" o "cuando era niño", porque no lo ha sido nunca.

      Ahí viene mi problema. Pero vamos, que ya está solucionado y lo he justificado en varias ocasiones con situaciones muy normales que hacen visible su condición de mujer transexual.

      No hace falta decir que el príncipe es gay. Ponlo mirándole el culo al príncipe del reino vecino. Por ejemplo. Ese es mi método.

      En fin, un abrazo y mil gracias ^^

      Eliminar
  3. Creo que al igual que existe el Test de Bechdel se podria hacer uno igual para personas LGTB+, asi a primeras se me ocurren cosas como:
    -Que si hay dos personas homosexuales que no tengan NECESARIAMENTE porque tener relacion de ningun tipo entre si, que sean dos personas independientes en el sentido de que no tengan porque tener una relacion de amistad, odio, amorosa... para evitar shippeos, que en mi opinion, se trata de una forma de comercializar las relaciones homosexuales de cualquier tipo (Aqui podria dar un monton de ejemplos de personajes homo metidos para contentar a la fanbase)
    - En personas bisexuales, que no tengan NECESARIAMENTE porque juzgarse si son personas homosexuales a las que les da vergüenza admitirlo, personas sexualmente promiscuas (refuerza un estereotipo), o que esten en un triangulo amoroso en el que tengan que decidir si elegir entre un chico y una chica.

    Los otros casos aun tengo que pensarlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que necesito darle vueltas a esto porque es ORO.
      Lo apunto para un artículo futuro.
      Mil gracias, Jurguen ^^

      Eliminar
  4. Qué tema tan complejo.

    Ni siquiera me lo había planteado, claro, porque muchas veces el escritor escribe desde su óptica, y escribir desde una óptica que no ha experimentado y hacerlo creíble le puede hacer salir de su zona de confort.

    Yo lo más que había llegado a escribir son personajes con los prejuicios de su época respecto a lo queer (acabo de aprender lo que significa el término).

    Pienso que la libertad debe imperar, y quien quiera meterlos y se sienta cómodo con ello, que los meta, y quien no, tampoco creo que tenga que hacerlo por obligación.

    Si no al final acabará siendo algo forzado, como los guiones de Hollywood en los que meten personajes de todas las etnias para que los distintos sectores de público se sientan identificados.

    Pero eso es solo mi opinión, vaya.

    Dependerá también del objetivo de la historia. Si entre los objetivos está dar visibilidad o reivindicar, obviamente debería estar.

    Si no, pues a gusto del autor, que si en algún terreno podemos ser todavía libres, es en el creativo.

    Luego que juzgue el público.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuestísimo! Los escritores debemos ser libres escribiendo, nadie tiene que imponernos qué trama o qué personaje introducir. Lo que faltaba ya, vamos xD

      Pretendo hacer más artículos porque me he dejado muchas cosas en el tintero, pero es que de haberlas escrito aquí me habría salido un post de 10k palabras y eso no puede ser XD

      Es lógico que si haces una novela histórica (o actual) tengas personajes con prejuicios. Vamos, digo yo. Una cosa es que quieras normalizar y otra cosa es ser inconsciente y pensar que en los años 20 nadie era homófobo.

      Pero también te digo que intentar ponerse en la piel de una persona diferente a nosotros (escribir con un personaje LGBT cuando no lo eres, una mujer cuando no lo eres, un niño cuando eres adulto, un chino cuando eres occidental...) es muy enriquecedor.

      Nos saca de nuestra zona de confort, sin duda. Y precisamente por eso es tan productivo (y también ayuda a empatizar con el resto de personas).

      En fin, muchas gracias por el comentario ^^

      Y espero que haya quedado claro que en ningún momemnto pretendo obligar a los escritores a meter personajes así en sus libros. Solo que se planteen por qué no los ponen y, si lo deciden ellos, meterlos.

      Eliminar
  5. Hola. No se si estoy repitiendo el mensaje. Esta semana estuve investigando sobre el tema para mi historia y ha sido productiva. Parece que os habéis puesto de acuerdo. Creo que se otra entrada que no mencionarse y que tiene mucha relación es una de la página Antro Narrativo https://antronarrativo.blogspot.com.co/2017/02/los-escritores-y-la-minoria-simbolica.html?m=1 que habla sobre la minoría simbolica.

    No te imaginas lo útil que es para nosotros los escritores que vosotros toquéis esos aspectos desapercibidos porque para muchos es tabu. Sigo el tuyo el de jennifer y todos esos blogs reñacioaos con la literatura. Te felicito y asombrosa la encuesta. Ya quisiera una que las mías tuvieran esa respuesta.

    Sigue así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese artículo de Piper es GENIAL.

      No lo he enlazado en este artículo porque lo tengo reservado para otro. El tema daba tanto de sí que he tenido que dividirlo en varios artículos y el de Piper queda enlazado en una entrada futura.

      Muchas gracias aún así por recomendármelo, me alegra ver que es útil para el resto de gente tanto como lo es para mí.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  6. Hola. Esta semana estuve investigando sobre el tema para mi historia y ha sido productiva. Parece que os habéis puesto de acuerdo. Creo que se otra entrada que no mencionarse y que tiene mucha relación es una de la página Antro Narrativo https://antronarrativo.blogspot.com.co/2017/02/los-escritores-y-la-minoria-simbolica.html?m=1 que habla sobre la minoría simbolica.

    No te imaginas lo útil que es para nosotros los escritores que vosotros toquéis esos aspectos desapercibidos porque para muchos es tabu. Sigo el tuyo el de jennifer y todos esos blogs reñacioaos con la literatura. Te felicito y asombrosa la encuesta. Ya quisiera una que las mías tuvieran esa respuesta.

    Sigue así

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Tú tenías mi borrador donde nadie es hetero, ¿verdad? (Creo que meteré un hetero y lo mataré por ahí sólo por diversión). Bueno, entonces compartimos opiniones. Es muy necesario meter personajes LGBTI+ (yo uso esas siglas, pero bueno, cambian tanto D:) y además no hacerlos el maldito cliché. Tipo tener un gran grupo de heteros y poner a "La Lesbiana" para vernos super guays tolerantes porque eso no funciona (y menos si estamos todo el rato haciendo girar su identidad en torno a su orientación sexual porque no puede ser naaaaada más que una persona lesbiana). Si bueno, en fin. :D
    Adoro la entrada, Rafa :)

    Nea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, la Sirenita maldita... en qué líos se mete. Tengo que seguir leyendo, porque me gustaba bastante, pero estoy nulo en tiempo libre.

      Ese tipo de temas he decidido dejarlos para otro artículo porque es que me parece que merecen un enfoque especial. Me parece demasiado importante y creo que merece un artículo propio.

      Pero totalmente de acuerdo contigo ^^

      ¡Un beso, Nea!

      Eliminar
    2. ¡Hola!
      Pues esperaré ese artículo :P Yo tenía uno que se llamaba algo de "No es representación si..." pero tiene dos párrafos el pobre, hay que refinarlo. :)
      Tú lee cuando puedas, yo no he revisado el manuscrito en un mes D: Debo volver a escribir eso.

      Nea.

      Eliminar
  8. Veamos.

    Tras darle varias vueltas llego a una conclusión, que probablemente muchos no compartiréis: que cada uno haga lo que quiera. Yo lo veo así. Personalmente, cuando he escrito relatos o historias de corte realista/costumbrista siempre ha habido personajes homosexuales, básicamente porque forma parte de nuestra normalidad y además cuanta más variedad mejor a la hora de perfilar personajes interesantes y con más matices. Que la gente se indigne cuando ve que X es homosexual es de risa, como quienes criticaron a Victor Hugo por hacer de una gitana una protagonista. La ficción es ficción, y cada uno puede hacer en ella cuanto le plazca.

    Ahora bien, no creo que deba ser algo obligado del palo: "Mmm, a este personaje debería hacerlo homosexual porque no hay ninguno". Me hace pensar en la cláusula del actor negro o la inevitable presencia de blancos en películas asiáticas donde no pintan nada y no tienen relevancia alguna en la historia. Dicho de otra manera, jamás he introducido un personaje homosexual/bisexual desde una postura reivindicativa, como tampoco plasmo mi postura política en aquello que escribo (se intuirá mi manera de ver el mundo, claro, pero no será verborrea ideológica). Es una preferencia personal, pero se nota demasiado cuando un escritor convierte sus novelas en mítines o panfletos de sus ideas y a mí eso no me gusta, pero no tengo ningún problema con que quien quiera lo haga. Cada uno allá con su manera de escribir, la cuestión es que se goce de libertad absoluta a la hora de hacerlo.

    Yo seguiré incluyendo personajes de todo tipo en mis relatos y novelas, eso lo tengo claro. Ahora bien, con ello no pretendo cambiar nada ni abrir los ojos a nadie. Esto lo dicta el tiempo, la historia y las estéticas. Cuando escribo lo que busco de cara al lector son otras cosas, pero si hay quien aprende algo nuevo o acepta ciertos aspectos con más tolerancia, me alegro. Pero no es un objetivo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo la comparto. Mi idea no es obligar a nadie, solo hacerles replantearse ciertas cosas.

      Cuando escribo no suelto una parrafada de porqué mi personaje gay/lesbiana/bi/trans/etc. es normal y hay que aceptarlo y bla bla bla. Solo lo trato como un personaje más.

      Yo los torturo y los mato a todos por igual, sin distinciones xD

      Cada escritor tiene un mensaje que transmitir, pero hay muchas otras cosas que se transmiten con él. Puede que tu intención no sea normalizar a las personas LGBT, pero si las introduces y las tratas como personas que son (qué cosas, eh) pues queda ahí, en el texto y eso se transmite a tus lectores.

      Pero tu opinión es totalmente válida y no creo que pueda ofender mucho a la gente: el escritor escribe lo que quiere (diferente será si lo que escribe es ofensivo).

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  9. Otro ejemplo de homosexuales en ficción son, por ejemplo, Dumbledore y Grindelwald 😍😍😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que espero que Rowling tenga narices y lo haga real en las películas. Me encanta la idea de que fuesen pareja, de que Dumbledore no se atreviese a matar al mago oscuro más peligroso de la historia porque estaba enamorado de él.

      Es increíble esa historia y Rowling la está desaprovechando. A ver si el Fantastic Beast le da fuerza.

      (Dean y Seamus también son pareja y <3)

      Eliminar
  10. ¡Hola!
    Me ha parecido una entrada muy interesante y estoy de acuerdo con todo. Obviamente no es necesario introducir un personaje LGBT+ en todas las novelas, pero deberían existir en muchos más libros, ya que son parte de la sociedad y deben verse representados en la ficción. Como decía por twitter creo que poco a poco esto está mejorando, ya que al.menos se empieza a plantear el asunto.
    Particularmente, esto es una opinión mía, no me gusta demasiado el hecho de catalogar los libros en los que aparecen mersonajes no heteros como "libros LGBT". Creo que estos personajes sería mejor simemente integrarlos en los libros sin "avisar" porque crear una subcategoría en la ficción que diga "ficción LGBT+" me parece que separa más que unir o normalizar.

    Por otro lado lo entiendo, porque todavía hay muy poca ficción que incluya al colectivo, pero creo que en un mundo utópico lo ideal sería que no se hiciese esta distinción. ¿Cómo lo ves tú esto? ¿Estoy diciendo locuras? Esto creo que está relacionado con lo que dices de que al meter un personaje LGBT+ a veces estereotipo, ese al que se llama "la lesbiana" en la novela, no es lo ideal, yo adoro cuando en los libros aparecen personajes que yo creo que son del colectivo pero que en la novela no son "el gay" sino que demuestran sus gustos con acciones o pensamientos pero no sé diferencian por el narrador del relato con ese apodo, sino más bien el propio lector asume la orientación sexual del personaje a través de sus pensamientos o actos (por ejemplo: A sangre fría)

    Muchas gracias por el artículo, de verdad es muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estás diciendo ninguna locura. O por lo menos a mí no me lo parece.

      Si todo fuese ideal, no habría libros de "temática LGBT", sino que serían simplemente de romántica, Ciencia Ficción, intriga o del género que te dé la gana.

      La etiqueta LGBT en literatura viene de la necesidad de un público de encontrar personajes así en los libros (y como resulta que los libros así no abundan especialmente, pues...)

      De todas formas, lo suyo sería que apareciesen tanto como el resto de personajes (o en la proporción que sea)pero que no hiciese falta remarcar que existen.

      Muchas gracias a ti por el comentario, es precioso ^^

      Eliminar
  11. En mis novelas estos personajes son perseguidos y eliminados mediante condenas rápidas a muerte mediante un decreto del gobierno. Me es indiferente lo que pueda pensar el lector sobre mí en relación a este tema, forma parte de la trama de la novela y tiene sus razones para que suceda. Escribiré siempre lo que considere adecuado para la ficción que estoy creando en cada momento. Mi opinión real sobre el tema LGBT es que deben tener los mismos derechos y deberes que cualquier persona, pero no tengo que reflejar eso necesariamente en mis libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no, nadie te obliga. Pero muchas de nuestras ideas (sobre todo las que forman parte de nuestro subconsciente) se nos cuelan queramos o no.

      No digo que no se pueda escribir sobre personajes LGBT y que estos sean perseguidos o asesinados. Como si no quieres escribir sobre personajes LGBT en absoluto.

      Eliminar
  12. A mí me cuesta mucho empatizar con un personaje LGBT. Sobre todo porque en las escenas de sexo de series pelis y tal es como que desconecto mucho con el personaje. A lo mejor entiendo que en el resto de la trama lo esté pasando mal, pero ahí es como que no me siento identificado con él y tal y claro... pierdo esa conexión.

    Por eso prefiero a lo mejor un protagonista hetero. Igual que me pasa con los videojuegos.

    Juego con prtagonistas femeninas, pero no me siento igual de cómodo que con un prota masculino. Y si el prota es gay o bi o algo pues igual, no me siento por completo en la historia.

    Si los meten como secundarios no me importa, no es lo mismo. Ahí ya no soy yo quien los maneja. Es como tener un amigo gay o una amiga bollera, pues me da igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué hacemos el resto de personas? Si a mí no me cuesta empatizar con personajes heterosexuales, mujeres, trans o intersex (aunque sean inexistentes en ficción, dicho sea de paso), no entiendo por qué a ti te cuesta tanto.

      Todos amamos, sufrimos, tenemos inquietudes, deseos... Es obvio que se puede empatizar con esos aspectos del personaje. Al menos si eres humano.

      Dudo mucho que todos los personajes con los que empatizas sean 100% igual que tú. Lo dudo tanto como que es imposible. Porque si fuesen igual que tú sería un juego basado en tu vida, y dudo mucho que jugases a algo que ya conoces de sobra y que te resultaría tan aburrido.

      Eliminar
  13. Hola!
    Qué maravilla de artículo. Veo comentarios larguísimos y me ha sorprendido porque yo venía a decirte que ya lo has dicho todo y de la mejor manera posible. Con el ejemplo de Harry Potter debería quedar todo claro, por si con todo lo demás que expones aún hay gente que duda (como el del primer comentario, que telita). En fin, te ha quedado genial y tienes toda la razón: normalizar es la clave. Creo que es importante que existan libros sobre personajes LGTBI+ que sufren por su sexualidad o género, etc porque sigue existiendo un conflicto que hay que denunciar. Pero estoy harta de que TODA la representación de este colectivo tenga que ser así o estereotipada, como decía el último tweet: si hay un gay es por ser EL GAY o la amiga lesbiana de la protagonista, que es super "marimacho" y odia a los hombres; estos personajes no pueden mostrar más la ignorancia de su autor.
    En fin, todos los que han contestado cosas tan positivas a tu encuesta y artículo seguiremos metiendo personajes de estos colectivos con naturalidad y quizá estemos un pasito más cerca de la normalización. Me voy a leer el relato que has puesto al final ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que odio yo es cuando la chica lesbiana es así porque "la han criado como un hombre" o "porque tenía muchos hermanos y la trataban como uno más". ¿Qué?
      ¿Qué sentido tiene eso?

      Pero vamos, que muchísimas gracias a todos vosotros por los comentarios y por ser tan geniales. Ojalá entre todos consigamos un mundo más justo para todos.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. Completamente de acuerdo con todo, excepto con el comienzo de la siguiente frase: "Otra cosa será si tú tienes un problema y lo catalogas como heterosexual por defecto y después te sorprendes (y te molestas) cuando no lo es". Creo que dar por hecho que lo personajes (o las personas) son heterosexuales no es un "problema" exactamente, sino más bien un síntoma. Creo que el que lo hagamos es "normal" (en el sentido de que comprensible) dado que es a lo que la gran mayoría de la ficción nos tiene acostumbrados. Obviamente, si luego te molesta que no lo sea (la sorpresa puede ser positiva), sí que tienes un problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón. La heteronorma no es el problema (o no es SOLO un problema), sino que es (también) un resultado/síntoma de todo lo demás.

      Y sí, hay quien tiene problemas. Mira lo que pasó con Tracer cuando se dijo que tenía novia. Ays.

      Eliminar
  15. Quiero decir algo respecto a lo de "forzar" personajes LGBT en la ficción que comentan por ahí arriba, y es que que te parezca forzado meter personajes no heterosexuales por la razón que sea (ya seas consumidor o creador) dice mucho de ti como persona. Y es que esto es LGBTfobia, sin más.
    Yo personalmente encuentro poco reamista no tener ningún personaje LGBT. Voy a poner dos ejemplos, los dos de Fantasía Épica.
    Brandon Sanderson es un escritor muy prolífico con varias sagas en su haber, algunas de ellas relacionadas entre sí (A las que se conoce como novelas del Cosmere). Pues este hombre no ha creado NI UN SOLO personaje LGBT. NI UNO. Y yo no puedo evitar indignarme. También debo decir que, en mi opinión, las novelas de Sanderson flaquean en los personajes, aunque en La Guerra de las Tormentas ha mejorado mucho, así que conservo la esperanza.
    En la otra cara de la moneda tenemos la trilogía Solo el Acero, que tiene como protagonista a un hombre homosexual. ¿La trama está, por tanto, dirigida y centrada en su sexualidad? Para nada. ¿Al personaje le define su sexualidad? Por supuesto, al igual que le define ser un héroe de guerra venido a menos que vende sus servicios de cazador de monstruos por unas monedas.
    Otro ejemplo es Kennit, uno de los protagonistas de la saga coral Las Naves de la Magia. Kennit sufrió abusos sexuales de pequeño, y de adulto vemos como reprime su deseo por otro de los protagonistas. Y esto no es más que una de sus muchas características, si esa es la palabra. También es un pirata ambicioso y un manipulador de primera.

    Lo que vengo a decir es, y ya me estoy extendiendo más de lo que planeaba, que la sexualidad no hace más o menos interesante al personaje, pero nuestra necesidad, como sociedad, de visibilización en la ficción, hace que le demos mayor importancia a ésta característica concreta (al menos las personas LGBT y las cishetero concienciadas con esta problemática). No lo veo como algo malo per sé, no como la fetichización de las parejas LGBT o el queer-baiting (ahí tienes otro tema interesante del que escribir).

    Un artículo muy interesante, y tú demasiado amable con algunos comentarios. Yo les mandaría a pastar tranquilamente. En cuanto le de a publicar te daré a seguir en twitter.

    PD: he hablado solo de la necesidad como necesidad social, pero también lo considero obligatorio PRECISAMENTE por la necesidad social.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me desanimas un poco. Tenía muchas ganas de leerme el Cosmere de Sanderson. Sé algunas de la trama, del worldbuilding y tal y me pareces muy muy interesantes. Pero me resulta extraño que no aparezca ni un solo personaje no heterosexual.

      No sé, es como si me dices que todos son hombres blancos de 180cm. Pues... como que no me cuadra.

      De todas formas lo leeré, todo el mundo habla maravillas. Pero gracias a ti ya sé qué no debo esperarme.

      El queerbaiting lo he dejado para otro artículo. No eres la primera persona en mencionarlo y creo que da para hablar en un artículo distinto.

      Intento ser amable con todo el que no me insulta. El que me insulta ni siquiera se merece que le publique en el blog.

      Un saludo y muchísimas gracias por un comenatrio tan genial, de verdad ^^

      Eliminar
  16. Una de las características más importantes de una obra es ponerte en perspectiva. En el caso de los videojuegos se acentúa todavía más, pues interpretas directamente al personaje.

    Desde luego son disfrutables historias que te permitan sentirte identificado así como las de aquellos juegos de rol donde tomas decisiones y tú mismo tienes la libertad para construir el personaje y el guion a tu gusto.

    Pero también es interesante adoptar perspectivas distintas. Por ejemplo, ahora estoy jugando a Life is Strange, donde interpreto a una joven de 18 años y su jugabilidad me transporta a su personalidad y a cómo ella ve su entorno. Incluidos detalles como ver lo que supone que ese chico "nice guy" esté colado por ti e intente ligar contigo. Como hombre estoy encantado con este tipo de propuestas.

    Es muy valioso poder vivir diferentes perspectivas que además da más variedad a las historias y temas que puede contarte una obra.

    La verdad es que estoy muy en desacuerdo con tu postura. Sin necesidad de rizar el rizo, si te sientes distante de protagonista lgtb o femeninos, por qué son en cambio tan cercanos los masculinos heteros? Sí, compartes género y orientación sexual, pero más allá de eso, la mayoría de protagonistas de los videojuegos son seres excesivamente fantasiosos, estereotipados y que recurren a la figura irreal y plana de héroe. Fíjate que hasta considero que debería ser complicado empatizar con personajes tan poco humanizados. De hecho es uno de los problemas que arrastra el videojuego (hablando en general claro está) pero comprensible dada su joven edad y que sus inclinaciones narrativistas son relativamente nuevas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, aparece mi tocho como respuesta a la entrada y no a un comentario.

      Mi comentario es una respuesta al anónimo que ha comentado sus dificultades por empatizar con personajes LGTB / femeninos. Disculpas por la confusión que pueda generar, lo he redactado desde el móvil y ocurren estas chuflas.

      Eliminar
    2. No te preocupes, creo que se entiende que es una respuesta al otro comentario, aunque tiene fuerza y potencia por sí mismo como para ser independiente.

      Subrayo cada palabra que has dicho. No entiendo porqué la sexualidad condiciona tanto el sentirse identificado o no, y no cualquier otro carácter como la altura, el color de pelo, la etnia, los gustos, la personalidad...

      Vamos, un sinsentido el no poder sentirse identificado con un personaje LGBT solo por ser LGBT.

      Gracias por comentar ^^

      Eliminar
  17. Buena entrada. Hay gente que no querrá entenderla, pero la premisa básica es clara: son necesarios (en el sentido de útiles) porque ahora mismo hay un problema en la sociedad de discriminación y que haya mas visibilidad en personajes normales (en el sentido de no cliché) con una sexualidad no hetero ayudará a que ese problema se vaya resolviendo. Sucede lo mismo con mujeres independientes.

    No se que opción tomarán mis hijas cuando crezcan, pero me gustaría vivir en un mundo donde diera igual y por tanto no a mi como padre no me preocupara. Dado que la sociedad actual ya se encarga de bombardearlas con la heteronormatividad, me parece un deber exponerlas a otros ejemplos, en la realidad y en la ficción. Tengo claro varias dos cosas:
    - Ver variedad no harán que sientan una opción u otra
    - Ver variedad si hará que si sienten una opción no hetero comprendan que no son un bicho raro. Y si no la sienten, hará que no traten como un bicho raro a quien si la siente asi.

    Vaya, que es un win-win. Y para que vean de todo hace falta que haya más de todo.

    PD: Estoy esperando a la que se va a armar cuando en Star Wars salga la primera relación no hetero en pantalla, viendo la que se armó con la representación de razas y con Rey de protagonista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad, ojalá muchas más personas tuvieran un padre como tú. Es increíble lo necesario que es que las personas tengan tu tipo de mentalidad, sobre todo la parte de que ver relaciones no heterosexuales no las va a forzar a ser no-hetero sino simplemente a que se conozcan mejor y se acepten en el caso de que no lo sean.

      Me has emocionado y mucho.

      Muchas gracias, de verdad.

      Eliminar
  18. Rafa, a tus pies. Creo que lo has explicado muy bien y tienes más razón que un santo.
    También son necesarios para que entendamos mejor el mundo que nos rodea. A mí por ejemplo me es fácil escribir sobre personajes gays, lesbianas o bisexuales porque conozco gente en mi entorno que lo es y al fin y al cabo es sentir atracción por una persona de uno u otro sexo, sin más. También conozco asexuales, pero todavía no tengo ningún personaje ace, no sé cómo se me daría, si me sería sencillo o no plasmar la ausencia de atracción sexual, y si llegara el caso, dejar claro que asexual no significa arromántico. Más que nada porque esto depende de cada historia, de la relación de unos personajes con otros y la profundidad que quieras darle al personaje en concreto sin que todo tenga por qué girar alrededor de la condición y gustos de cada cual. Sin embargo, se me hace muy complicado acercarme a personajes transexuales porque no tengo nadie cercano que lo sea y aunque la historia no vaya de los problemas que puede acarrearle esto al personaje, incluso en el caso de que en el mundo donde trabaje el género no vaya ligado al sexo, me daría miedo cagarla. Ahora es cuando alguien me tilda de tránsfoba y bueno, si se me considera así por este comentario, lo siento mucho. En realidad me apena no haber encontrado en mi vida ni en la ficción gente tan diversa, hay gran parte del espectro queer que no entiendo porque tristemente estamos en una sociedad heteronormativa y yo al menos, hasta que no me explican las cosas me cuesta pensar de esa manera.
    Por eso es tan necesario plasmar esa diversidad en la ficción, porque es la manera de normalizarlo y desestigmatizar al colectivo, y de aprender cosas que quizá no conoceríamos de otra manera. Es una lástima que haya gente que no quiera comprender a los demás y que además no los considere normales. Creo firmemente que algunos se consideran heterosexuales porque no conocen nada más (yo misma no me considero 100% heterosexual, podría decir que me considero bisexual en un 80-20%, pero al no haber tenido nunca pareja ni relaciones de ningún tipo con personas de mi sexo pues me sabe mal apropiarme del término) y que cuanto más se conoce el espectro queer más capaces somos de conocernos a nosotros mismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que nadie te considere tránsfoba por tener miedo de hacer daño a los transgéneros. Yo intento tener mucho cuidado porque todos tenemos pensamientos machistas y LGTBfóbicos inculcados por la sociedad y nunca sabes cuándo se te escapan en el subconsciente.

      Y por otro lado: no haber tenido una experiencia con una mujer o una pareja de tu mismo género no te hace menos bisexual. La sexualidad es independiente de las experiencias. Es como si le dices a una mujer lesbiana que no sabe si le gustan los hombres porque no ha probado una buena polla.

      Por otro lado, muy de acuerdo contigo, cuanto más conocemos este tipo de temas desde un punto de vista abierto y sin prejuicios, más nos conocemos a nosotros mismos. Incluso aunque sea para confirmar la 100% heterosexualidad.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  19. Hola Rafa.

    Que gran post, una demostración de trabajo de intentar encontrar todas las opiniones y darles una explicación coherente. Muy difícil con un tema tan complejo y con una forma de pensar como la actual.
    He leído todos los comentarios, pero creo que el último de Dalayn se acerca mucho a mi postura. La clave en todo esto, en mi opinión, es el entendimiento. Lo que pasa es que tenemos un problema con entender esa palabra, parece que entendimiento parte de ponerse en la piel del otro y tratar de comprender que pasa por ahí, y en parte es así, pero si no te entiendes a ti mismo, si no eres capaz de comprender que tu ética y valores no tienen porque ser los del resto, empiezan los problemas.
    Cuando alguien dice que ver una relación homosexual (o de cualquier otro tipo) no le sale natural, o que no la puede entender ¿qué hay que entender? ¿qué daño te hace? Puedes no empatizar con ella, claro que sí, o incluso que te sorprenda (si no vives mucho en este mundo), pero de ahí a que te produzca otro tipo de sentimiento va un mundo.
    La sociedad en la que vivimos es muy de "Eres el rey del mundo" (y no vamos a mejor) y en ese tipo de mentalidad no entra el que tratemos de entendernos a nosotros mismos y a los que nos rodean. Es mucho más sencillo tratar de raros o perdedores a los que no son como nosotros, que intentar entender otras formas de ver la vida.
    Y como decía el tuit de una chica: en la ficción empieza la normalización (que yo cambiaría por entendimiento). Tiene toda la razón del mundo. Si la cultura no promueve el entendimiento ¿qué lo hará?

    Gran trabajo Rafa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena respuesta, Yon. No pido que nadie sienta lo que siento yo, no pido que nadie sea capaz de entender mi atracción por hombres y/o mujeres si a esa persona no le ponen los hombres/mujeres. Pero que no me tache como algo anormal, como algo no válido.

      Como bien dices, no hay nada que entender. Simplemente es, y ya está.

      Muchas gracias por el comentario, creo que es muy sensato.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  20. Em bueno, obivaré ese primer comentario escrito por un acobardado Anónimo.

    Me encanta tu entrada. Es justamente algo que comparto al 100%. En mi novela he querido introducir la mayor variedad posible. A todos los personajes, justo después de decidir su nombre y su edad, le adjudico una orientación sexual. A todos. La mayoría los escojo por azar, otros viene determinado por la trama, pero intento ofrecer la mayor variedad posible. Además, también me parece interesante ofrecer distintas opiniones al respecto. Aprovechando que escribo fantasía y que tengo varias sociedades y civilizaciones, creo distintas opiones acerca de qué orientación sexual es la normativa y que opinión tienen del resto. Tengo una, incluso, que no tienen concepto alguno de "orientación sexual", pues no hacen distinción. Ven el sexo como sexo, y punto. No todo tiene que ser personajes LGTB oprimidos por lo que son. También tenemos derecho a ser felices, digo yo.

    Sin duda, lo creo necesario. Sea útil o no para la trama, incluir personajes LGTB ayuda a normalizarlo y a aceptarlo.

    Un buenísimo post, ¡sin duda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no todo tiene que girar en torno a personajes LGBT oprimidos.
      ¡Muchas gracias por el comentario, Taty!
      (Y perdona mi retraso respondiendo, es que no lo vi)

      Eliminar
  21. Creo que ya ha salido el tema por ahí, pero lo vuelvo a traer porque es lo que me trae problemas a mí. Sí que hay que tener personajes LGTBI+ en las narraciones, pero en los libros, al igual que en la vida real, se asume que todo el mundo es hetero y cis hasta que se demuestre lo contrario, así que al igual que nuestra vida puede llegar a ser un eterno salir del armario (o un estar en el armario de manera involuntaria), lo mismo le ocurre a los personajes. Por ejemplo, Dumbledore estuvo seis libros siendo gay, y sólo nos enteramos al final de toda la historia, cuando el pobre ya la había diñado. Así que lo problemático no es que nuestros personajes sean LGBTIQ+, sino cómo los sacamos del armario de forma que venga a cuento. Un ejemplo que he visto últimamente y que me ha gustado mucho es el de Buck en "The OA".

    ¡Ah! Hay otro handicap para los personajes LGTBIQ... y es que siempre, siempre, siempre, deben ser secundarios. Si se trata del personaje protagonista, entonces hay muchas posibilidades de que la obra acabe encuadrándose dentro del género LGTB, a no ser que se rodee de muchos otros personajes con igual nivel de protagonismo pero heteros (ejemplos: Sense 8, Torchwood, Orange is the new black).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno... En Torchwood no hay protagonistas heteros a excepción de Owen jajaja Creo que es el único que en ningún momento demuestra una atracción hacia personas del mismo género.
      El resto de personajes TODOS tienen en algún momento un flirteo al menos. De hecho, creo que en Torchwood lo que se tiene es binormatividad (si es que eso puede llegar a existir) xD

      Pero sí, un prota LGBT supone encuadrar el libro o lo que sea en esa temática. Se ve que no tenemos derecho a protagonizar una fantasía, una ciencia ficción o algo de terror.

      Eliminar
  22. Hola, Rafael.

    Creo que éste es uno de los temas más polémicos que toca la literatura actual, pero como bien dicen en la película Anonymous: todos los artistas tienen algo que decir, o de lo contrario, harían zapatos.

    A mi entender, toda historia es una metáfora (como explica Robert McKee en El guión), y como tal, todo aquello que se incluya debería ser con la finalidad de hablar críticamente acerca del tema. En el marco de la historia, y repito, solo en el marco de la historia, el debate sobre si incluir personajes LGBT no es diferente sobre si incluir sexo, violencia, amor, etc.

    Me parece excelente que un cambio socio-cultural comience por la ficción, pero si la intención del autor es hablar de, por ejemplo, la ecología, ¿qué aporta a ello un personaje LGBT? O en cambio, si quiere hablar sobre la discriminación de las minorías, pasarse el libro hablando sobre la deforestación del Amazonas, poco tendrá que ver.

    Y sí, creo al igual que muchos, que temas complejos como este, muchas veces se reducen malsanamente a estereotipos, o son tratados tan superficialmente que me resultan ofensivos. Y esto lo digo como un adulto joven, blanco, heterosexual, que sin embargo desencaja de los patrones de la heteronormativa (al menos los que se imponen en mi país).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Agustín, muchas gracias por tu comentario ^^

      Creo que no has entendido parte de mi objetivo con el artículo (o yo no lo he explicado bien). La clave no está en que en todas las historias tenga que surgir un debate sobre la existencia de personas LGBT, sino que se introduzcan en cualquier tipo de historias porque las personas LGBT existen en cualquier tipo de ámbitos.

      Siguiendo tu ejemplo, ¿qué aporta un personaje heterosexual a la ecología del Amazonas? Pues lo mismo que puede aportar un personaje no heterosexual. O un personaje trans, o uno cis. ¿Me entiendes?

      El hecho de que un tema en concreto no tenga NADA que ver con la existencia o no de personas LGBT no implica que los personajes no puedan ser LGBT. Échalo a suertes si quieres, ya que en el mundo real habrá un azar sobre la sexualidad y el género de las personas involucradas en un tema así.

      Es decir, si escribes sobre la desforestación del Amazonas, un párrafo sobre inclusión LGBT sobra. Pero igual que puede sobrarte una escena de sexo heterosexual entre el ecólogo reivindicativo que se ha ido a la selva a estudiar las pérdidas de carbono global y la política local que quiere seguir deforestando. Puede ser un tórrido romance imposible, pero no aporta nada a la deforestación.

      Por lo que te va a dar igual que el prota sea un hombre, una mujer, cis o trans, hetero, bi, gay, lesbiana, pan, ace, o la combinación que se te ocurra. Así que, si te da igual que sean heteros, ¿por qué hacerlos a todos heteros? Si te da igual que sean LGBT, ¿por qué no va a aparecer un personaje LGBT en el equipo de investigación?

      Sobre estereotipos tengo otro artículo aparte, exclusivo :P

      Eliminar

Suscríbete para no perderte nada

* indicates required

¿Qué estoy leyendo?

Manual de Autopublicación
tagged: currently-reading
El caso del artista cruel
tagged: currently-reading

goodreads.com