7 ene. 2017

La máquina natural, de Ignacio Fernández

Antes de nada: esta reseña la hago como jurado de los Premios Guillermo de Baskerville 2016. Podéis consultar el resto de nominados aquí.

La máquina natural, de Ignacio Fernández


La maquina natural, Ignacio Fernandez

Sinopsis: La vida de Francisco, una vida que está alcanzando la vejez, transcurre en la soledad de la ladera argentina de la Cordillera de los Andes. Su casa ni siquiera forma parte del pueblo, aislada entre los nevados declives y los montes de pinos y araucarias, pero ha aprendido a vivir en esas condiciones e incluso ha conseguido que los vecinos sean complacientes con él y sus excentricidades.
En su rutina no cabe nadie más que su perra y un trabajo solitario, de modo que no sabe cómo actuar la mañana en que tres desconocidos armados, dos hombres y una joven embarazada que parecen estar huyendo de alguien, irrumpen en su cabaña. No imagina qué pueden querer de él ni comprende la historia de caos y desolación que traen consigo: dicen que abajo, en las ciudades, en todas partes, la civilización ha desaparecido; dicen que el mundo humano ha dejado de funcionar; dicen que a partir de ahora, todos deberán aprender a sobrevivir. Y Francisco, tan rehén del revólver como de la incredulidad, acabará comprobándolo por sí mismo cuando los guíe hasta el pueblo y lo encuentren vacío, con las casas abandonadas y los animales liberados.
Editorial: Baile del Sol
Extensión: 178 páginas
Precio: 18.45€ (tapa blanda)



1) Cómo está escrito


La máquina natural parece a ratos un conjunto de cuatro novelettes que se van entremezclando, uniéndose, hasta fusionarse en una historia global. Estas cuatro historias (tres en realidad, pues la historia de Ángeles y Fernández está unida desde su comienzo) van describiéndose de forma simultánea con vistazos al pasado desde un presente en el que los cuatro personajes ya han colisionado.

El estilo de Ignacio Fernández es a veces recargado, con enumeraciones de cosas casi interminables. Pero a su vez, la lectura transmite la tranquilidad y la limpieza de un paisaje nevado, el mismo paisaje que observan todos desde la casa de Francisco en los Andes.

Creo que es el mejor de los libros que he reseñado para el concurso en cuanto a uso correcto del lenguaje. Solo he detectado dos usos incorrectos de las comas, ambos en la misma página y con el mismo fallo, en un paralelismo muy bien utilizado pero estropeado por la coma. Algo así como:

Sujeto (aclaración entre paréntesis), predicado y resto del párrafo.
Sujeto (aclaración entre paréntesis), predicado y segundo párrafo.

Comas totalmente innecesarias entre sujeto y predicado, pero que más parecen una errata que un verdadero fallo de escritura dado el uso correcto que domina el resto del texto. 


2) Trama


Tuve la suerte (increíble y maravillosa) de no leerme la sinopsis antes de leer el libro. De haberlo hecho creo que me habría decepcionado.

La novela transcurre en Argentina, en un pueblo perdido en las montañas en el que Francisco vive su vida tranquila, sosegada, aislado del mundo. Todo calma hasta que aparecen Ágeles, Fernández y el Hereje a alterar su paz.

Estos tres personajes describen un mundo que ha cambiado. La electricidad ha desaparecido, los gobiernos han caído, la sociedad ha entrado en un caos incomprensible... Ellos apenas consiguen escapar de los Ejércitos.

Poco a poco se nos va desvelando en retrospectiva el pasado de los cuatro personajes y vamos viendo a través de sus ojos cómo el mundo ha ido cambiando mientras Francisco seguía su vida aislado en las montañas.

Queda claro que el libro, sin embargo, lo que pretende es reflexionar sobre las consecuencias de una caída de la sociedad tal y como la conocemos más que tratar de buscar una causa a esta caída (ya que en ningún momento te explican qué ha pasado). Pese a ello, me decepcionó que hubiese cosas sin explicación, como la luz que ve el Hereje. Si no vas a dar ninguna causa, vale. Pero que me introduzcan una escena que anticipa un apocalipsis y que después quede sin explicación me resulta chocante.

El único punto realmente negativo que le veo a la trama es el machismo innecesario. Machismo, heteronormatividad... Ese conjunto de palabras que espantarán a más de uno que lea esta reseña y que le hará negar con la cabeza pensando que soy un exagerado. 

Pero para mí estos detalles del libro me resultan importantes. En un momento concreto, cuando la electricidad desaparece, te cuenta cómo las familias huyen de la ciudad en sus coches; cómo los maridos luchan por proteger a sus familiar, mientras las mujeres se resignan a ser llevadas por ellos. Ellos conducen casi con furia, ellas se saludan entre los coches con una caída de párpados. Ellos se preocupan de que los niños estén fuertes, ellas de que se encuentre bien sentimentalmente. 

Hemos retrocedido a los años veinte en ese párrafo. Mujeres sumisas. Hombres fuertes. Todo muy ligado a roles absurdos. Como cuando deciden que los hombres sí son una amenaza pero Ángeles, por ser mujer, no y por lo tanto a ella no se le apunta con una pistola, sino que se le habla como mujer que es. Y esto está escrito tal cual en el libro.

Otro tema aparte es el uso de la evolución y de términos evolutivos. Aquí no creo que el fallo resida en Ignacio, el autor, sino en la sociedad en general. Como biólogo me duele cuando explican cosas evolutivas sin sentido ninguno. Los seres no evolucionan para sobrevivir. Eso es lamarckismo, una teoría sin fundamentos y que ningún científico te defendería en la actualidad. Lo que existe es el neodarwinismo (teoría de la Selección Natural de Darwin a la que se le suma la biología molecular, ADN, etc.).

Es decir, seres no evolucionan para sobrevivir, sino que sobreviven los que están mejor adaptados. Y estos que sobreviven, pasarán sus genes a la descendencia y poco a poco la población irá cambiando. Evoluciona la especie en su conjunto, pero no los seres en concreto. 

Para que me entendáis. Si mañana ocurre una catástrofe y se inunda el mundo, a mí no me van a salir branquias y aletas chasqueando los dedos. No voy a evolucionar para sobrevivir. Sobrevivirán los hombres que mejor naden, los que tengan más capacidad de resistir el frío del agua o los que tengan huevos de construirse una barca.

Hay una tendencia errónea a pensar que el ser humano vive fuera de la selección natural. Esa soberbia absurda de considerarnos semidioses cuando solo somos un animal más


3) Personajes


Los personajes están perfectamente bien construidos. Trasfondo, historia, grises, capas de personalidad que se superponen y construyen a personas que traspasan el papel. 

Hacia la mitad de la novela me parecía conocer tan bien cómo funcionaban sus mentes que casi era capaz de adelantarme a sus decisiones, a sus acciones.

No puedo elegir un solo personaje como favorito, porque realmente todos son buenos personajes y en todos se ahonda casi en la misma medida. Quizá un poco más en Francisco. Una auténtica gozada en este aspecto.

Además, los personajes mantienen los rasgos hablados de Argentina: el voseo, las expresiones... me han hecho adentrarme mucho en la lectura. Sobre todo porque su voz era muy diferente de la del narrador.

Puntuación final



¡Comparte!:

4 comentarios:

  1. Muy interesante entrada. Estaría bueno que hicieras un canal de youtube. Saludos desde Mexico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo han propuesto varias veces ya, pero creo que me quitaría demasiado tiempo. Aún así es algo que me planteo, no sé.
      Me alegra saber que te ha gustado la entrada ^^

      Eliminar
    2. Me ha llamado mucho la atención la obra, la verdad, a ver si me hago con ella.

      PD: También quiero decirte que si tienes curiosidad, ábrelo y prueba, a mí me ha causado adicción :)

      Eliminar
    3. Puede que te guste. El carácter intimista la dota de un aire muy chulo, la verdad. Aunque yo no sea muy fan de este tipo de libros.

      En cuanto a YT... no creo que pueda mantener el ritmo en el blog y en un canal.

      Eliminar