6 jun. 2016

Crepúsculo: ¿la novela más influyente de la literatura actual?

¡No me mates todavía! Espérate a llegar al final al menos y a leer lo que tengo que decir. Quiero que sepas que leí la saga completa de Crepúsculo cuando salió y no me arrepiento de nada. 

Crepúsculo no es una gran saga, tú lo sabes y yo también. Pero en la época en la que la leí incluso la disfruté. Era entretenida, tenía curiosidad por saber qué pasaría... Sí reconozco que Bella era insoportable y que el final es un anticlímax de campeonato (el único libro que de verdad prometía una verdadera batalla y la cagan de esa forma, ay), pero disfruté su lectura sobre todo porque podía comentar los libros (cosa que me encanta).

Sin embargo, Crepúsculo era sólo la punta del iceberg, un iceberg MUY grande de cosas que llegaron después. Crepúsculo, queramos o no, ha revolucionado el mercado literario y te voy a explicar por qué.


Crepúsculo: ¿La novela más influyente de la literatura actual?


CREPÚSCULO: ¿LA NOVELA MÁS INFLUYENTE DE LALITERATURA ACTUAL?


Crepúsculo y la reinvención de los vampiros


Desde el Drácula de Bram Stoker, los vampiros han sido asociados a una figura masculina, posesiva, cautivadora y con una tremenda carga sexual. El vampiro de porte dionisíaco que entra en la noche a la alcoba de la dama indefensa (vestida con un camisón blanco que indica su pureza) para chuparle la sangre. Esa es la figura que teníamos todos de los vampiros. 

Los vampiros representaban el pecado, el dejarse llevar por la lujuria y por los deseos impuros. Incluso se decía de ellos que eran producto de un pacto con el diablo. 

Crepúsculo rompió con esta estética. Bueno, no del todo: el vampiro era dionisíaco, posesivo, cautivador y se cuela en la habitación de la dama indefensa por las noches, PERO los vampiros brillantes de Meyer refrenan su instinto. He aquí la innovación*. 

Este pequeño detalle, que puede parecer insignificante, puede ser una auténtica bomba narrativa: el individuo que lucha contra su propia naturaleza destructiva (el vampiro que mata para alimentarse de sangre) porque cree que está mal y quiere ser bueno. Qué poco explota esta faceta la saga de Crepúsculo

Con un argumento que no aprovechaba todo lo que podía la premisa de la que partía, Crepúsculo se convirtió en un auténtico éxito de ventas: en 2011 había vendido más de 120 millones de ejemplares y se había traducido a más de 38 idiomas, que se dice pronto. Pero, ¿qué factores hicieron a esta saga tan exitosa?


El éxito de Crepúsculo


A ver, os voy a poner en situación: adolescentes con hormonas revolucionadas, chica tímida que se infravalora (porque todo el mundo le dice que es guapísima, pero ella se ve un adefesio) y un chico rico, guapo, protector y con un secreto que lo hace inalcanzable y prohibido. 

¿Ves por dónde voy? Crepúsculo tiene todos los elementos para convertirse en el culebrón perfecto para adolescentes. La tensión sexual no resuelta que hay entre Bella y Edward no hace más que añadirle chicha al asunto: Bella quiere zumbárselo en los primeros libros y lo deja claro varias veces, pero él es un decente señor decimonónico que quiere esperarse a después del matrimonio (y teme comérsela en el proceso del folleteo). 


Edward le revela a Bella que es un vampiro (escena de Crepúsculo)
"Sé lo que eres"
"Dilo... en voz alta"
"Un reclamo publicitario"

A esto le añadimos a Jacob, el hombre lobo musculado amigo de Bella. La gente se empeña en ver un claro triángulo amoroso, pero la verdad es que Bella siempre ha querido a Edward (y sólo se plantea hacer algo con Jacob cuando Edward desaparece). En cualquier caso, los triángulos amorosos deben funcionar en las novelas para adolescentes porque se repiten hasta cansar (pero venden igual, oye). 

Esto obviamente hizo que Crepúsculo vendiese bastantes ejemplares, pero si de verdad hubo algo que la catapultó a la fama fue la polémica

Había gente que adoraba Crepúsculo y gente que lo odiaba a muerte. En consecuencia, se hablaba de la saga en todos lados: publicidad y más publicidad que al final revierte en ventas y más ventas

Así teníamos a gente diciendo que la relación era total y absolutamente abusiva entre Edward y Bella, que se deja manejar por los dos muchachos a placer. De hecho David Cox, en The Guardian, escribió un artículo llamado Twilight: the franchise that ate feminism (Crepúsculo: la franquicia que se comió el feminismo) donde pone como momento álgido de esta relación cuando Edward y Jacob discuten sobre lo que es mejor para ella (mientras esta duerme), independientemente de lo que ella opine o quiera hacer (amor verdadero, que lo llaman algunos, yo lo llamo relación tóxica). 

Y por otro lado tenemos a quien dice que en realidad Bella es un símbolo feminista (JÁ). Mientras que al principio Edward la observa mientras duerme (sin su permiso), controla quiénes son sus amigos y qué hace, al final de Eclipse le dice: 
me he obstinado en saber lo que es mejor para ti y sólo he conseguido hacerte daño... y ya no me fío de mí mismo. Sé feliz a tu manera, ya que la mía siempre está equivocada.
¿Bella ha conseguido doblegar el machismo de Edward? Susan Jeffers dice que sí, ya que Bella se niega a aceptar la violencia inherente al sistema patriarcal y trata de conseguir que Edward y Jacob se lleven bien, rebelándose frente a la guerra eterna entre vampiros y hombres lobo. 

A todo esto hay que sumarle las cientos de críticas que tuvo por su redacción deplorable, como bien critican en The Write Practice: oraciones con construcciones extrañas, uso inapropiado de comas, cambios de pasado a presente... Aunque por amigas traductoras sé que quien sea que lo tradujese a español hizo una auténtica obra de arte (y aún así de donde no hay, no se puede sacar, pero al menos arregló bastantes cosas). 

En cualquier caso, la polémica trajo consigo las ventas y con ella... las consecuencias. 


Consecuencias inmediatas del éxito de Crepúsculo


Las novelas de romántica paranormal empezaron a aparecer a chorros. Levantabas una piedra y te salían seis sagas diferentes: Medianoche, Hush-Hush, Marcada... 


Cazadores de sombras: Ciudad de Hueso. Portada del libro de Cassandra Clare con una frase de Stephenie Meyer
Y cuando el libro no tiene nada que ver pues ponen a Stephenie Meyer con una supuesta frase dicha por ella como reclamo :D 

Además, las portadas eran similares a las portadas de Crepúsculo en muchas ocasiones (ya puse el ejemplo cuando hablé de 5 trucos musicales para escritores): fondos negros y algo llamativo (la manzana de Crepúsculo, el tulipán de Medianoche). 

Si has leído Crepúsculo sabrás que tanto Cumbres borrascosas como Orgullo y prejuicio están muy presentes en la obra. ¿Qué pasó con ellas? Pues que su venta también se disparó, mira: 

Ventas de "Orgullo y prejucio" de Jane Austen. Las ventas aumentan en 2009.
La película de Crepúsculo salió en 2008. Ahora fíjate en las ventas de Orgullo y Prejuicio al año siguiente y en el diseño de la portada. Nada más que añadir, Señoría. 

La influencia de Crepúsculo en el panorama literario juvenil (y no tan juvenil, como puedes ver con la novela de Jane Austen) fue increíble. Pero aquí no acababa la cosa, aún faltaba un elemento que le daría más fama e influencia: los fanfictions

Crepúsculo tenía una horda de fans que deseaba ver rota la tensión sexual. ¿Y qué mejor forma de dejar volar la imaginación que con fanfics? Los fan fictions venían a montones (yo mismo y dos amigas que lo habían leído nos divertíamos inventando las relaciones más extrañas posibles). Y esto, amigo mío, fue la hecatombe.



Cincuenta sombras de Grey


Snowqueens Icedragon (ese era su nick, sí) era una fan de Crepúsculo que quería romper con la tensión sexual no resuelta. Ni corta ni perezosa, se dispuso a escribir un fanfic sobre la relación entre Edward y Bella y su relación de sexo sadomasoquista. Master of the Universe, que es como se llamaba el susodicho fanfic, se hizo muy famoso en Fanfiction.net y al final llamó la atención de editores. 

La escritora se puso en contacto con editoriales, firmó un contrato para publicar la obra y eliminó el fanfic de las redes (aunque podéis leer la comparación de ambos textos aquí). Se dispuso a modificar todas las referencias a Crepúsculo: Bella sería Anastasia Steele, Edward sería Christian Grey... Un lavado de cara que conseguía modificar lo suficiente el fanfic para hacerlo una historia original (este no es el mejor ejemplo, pero la entrada de Dalila sobre cómo transformar un fanfic en una novela está muy chula). Y, por supuesto, la autora también debía adoptar un nombre más elegante: E.L. James.

Este es el nacimiento del hijo salido y sadomasoquista** de Crepúsculo: Cincuenta sombras de Grey


¡No nos parecemos en nada!


Holy cow! Menudo exitazo 


Automáticamente todo el mundo quería leer la novela del año que se anunciaba a bombo y platillo como un auténtico éxito. Aquí entramos en una cosa que odio: cuando un libro se vuelve famoso porque es famoso. Es decir: dicen tanto que el libro es un éxito de ventas que a la gente le pica la curiosidad (¿qué tiene ese libro para vender tanto?) y lo compra. En consecuencia, hay muchas ventas que lo convierten en un éxito sólo porque alguien dijo que ya lo era. 

En fin, pues eso sirvió para Cincuenta sombras. Además, el boca a boca entre amas de casa y gente más joven que no estaba acostumbrada a leer fue crucial. Todas flipaban con una novela totalmente innovadora***, de erótica con un toque de perversión que las volvía locas. 

A esto le sumamos las fantasías sexuales. Un artículo científico publicado en The Journal os Sexual Medicine revelaba que entre el 30% y el 60% de las mujeres fantasean con ser atadas y obligadas a mantener relaciones sexuales. Sí, obligadas. Pero tranqui, que este mismo estudio también decía que las mujeres diferencian entre la fantasía y el deseo: fantasean con ello, pero no desean que les pase****. 

Para estas mujeres, un libro como Cincuenta sombras supone encontrar las fantasías perfectas plasmadas en un papel. Han dado con el Santo Grial de la excitación sexual. Y eso vende. 

La novela juvenil (como Crepúsculo) sigue estando muy mal considerada en la sociedad (por desgracia, eso quizá merezca una entrada aparte). Sin embargo, la novela para adultos no. Por esta razón, si Crepúsculo tuvo per se un éxito desmesurado, el éxito de Cincuenta sombras de Grey se salió más aún de los límites. 

En 2012, E.L. James apareció como una de las 100 personas más influyentes del año en la revista Time, nada menos. A esto le siguió el premio de Libro del Año a Cincuenta sombras de Grey en los National Book Award de Reino Unido

Para finales de 2013, la saga tenía más de 100 millones de copias vendidas en todo el mundo. Una bestialidad. Todo esto, por supuesto, reforzado con una polémica inabarcable sobre la calidad de la obra y lo ético de su contenido (publicidad que, al igual que pasó con Crepúsculo, provocó más ventas).

Y la gente se volvía loca. ¿Sabes que incluso hubo un boom de niños que se llamaron Ana, Anastasia y Grey



Consecuencias finales



Así hemos llegado a la actualidad. Todo empezó con Crepúsculo y un fanfic. Después de Cincuenta sombras afloraron miles de libros de erótica: Pídeme lo que quieras, No te escondo nada, Ochenta melodías de pasión en amarillo (en este apenas se nota el plagio en el título, ¿verdad?)...


Seguimos con las portadas de fondos oscuros con algo llamativo. Todos muy originales... Y mira que al principio me gustaban y me parecían elegantes. 

Si Crepúsculo estaba mal escrito, la obra de E.L. James no te lo puedes ni imaginar. Otro patrón que se repite. No sé cuál será la calidad de los otros libros similares (o que no se parecen en nada pero aprovechan el tirón que ha tenido la novela romántica paranormal juvenil/erótica adulta),  pero estos dos libros no son grandes obras de arte. 

Pero eso no fue lo peor. Lo peor fue que normalizaron las relaciones tóxicas convirtiéndolas en gestos de amor: si te controla es porque te ama, si tiene celos es porque te desea... Mensajes que se han inculcado en muchos y que se reflejan en libros actuales que también están siendo éxitos de ventas: After, Bad Boy's Girl, Besos entre líneas... 

Algo genial, como es que las editoriales se fijen en plataformas como Wattpad (o en libros autopublicados, como empezó el de E.L. James), ha terminado en un auténtico desastre, provocando que se publiquen obras calcadas unas de otras con los mismos personajes y los mismos patrones, con relaciones que basadas en la chica mojigata que es sometida por el chico malote. 


"Estoy muy sorprendida por todo lo que he liado. ¿No se me nota en la cara lo sorprendida que estoy?"

No sé si Crepúsculo es la novela más influyente de la literatura actual, pero definitivamente no es un libro para pasar por alto en cuanto a importancia. ¡Mira todo lo que se ha liado por su culpa!

¿Tú qué crees? Puedes ponérmelo en un comentario o mediante un mensaje en Twitter. Si te ha gustado, puedes suscribirte a la lista de correo para no perderte nada (envío mensaje cada 2 semanas más o menos). 

Y para la semana que viene tengo preparado el análisis de la encuesta de Twitter sobre si son buenos los fanfics o no (que además va muy a pelo con esta entrada). 

Lee mucho. 

Lee bien. 

Y no digas "Holy cow!", por favor.




* ACTUALIZACIÓN (07/06/2016): como bien puntualiza Rocío Vega en este tuit, hay novelas anteriores a Crepúsculo en la que los vampiros se debaten entre alimentarse de sangre humana o no. De hecho, este es uno de los temas principales de Entrevista con el vampiro (olvidé este libro por el tedio que me produce, fallo mío). 

**La visión del sadomasoquismo que se da en el libro es inadecuada y errónea, por lo que tengo entendido, ya que no he leído el libro. Pero sí sé de mucha gente que gusta de estas prácticas sexuales y que no las han visto reflejadas de forma correcta en la obra de E.L. James. 

***JAJAJAJAJAJAJAJA ¿Innovadora? He aquí la incultura de la gente. Como son personas sin hábito de lectura piensan que esto es transgresor y no se percatan de lo horriblemente mal escrito que está, por lo que lo valoran como algo totalmente erróneo: ni es innovador (llevan cientos de escritores escribiendo erótica desde hace siglos como para que le vengan ahora con esas) ni es un buen libro. 

****Obviamente. Ninguna mujer desea ser forzada ni violada. Diferenciemos el juego de roles, en el que uno hace de sumiso, de una violación. Se puede jugar, aceptar ser sometido como juego sexual o dominar al otro siempre que el otro lo acepte. Pero si alguien dice que "no" en serio, es que NO. EN SERIO. 
¡Comparte!:

37 comentarios:

  1. Precisamente estos días pasados comentaba por encima por twitter (y pensaba mucho más para mis fueros) que es muy triste que Crepúsculo hubiera influido mucho más en la litera juvenil posterior que Harry Potter, cuando HP tiene unos valores maravillosos y Crepúsculo es más tóxica que una taza de amoniaco. Es verdad que rompe con cierto tabú en la literatura juvenil como es el sexo, la tensión sexual, etc., pero es triste que funcione tan bien repetir el mismo esquema hasta la saciedad.
    Gran análisis, dragoncito. Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque no vi los tuits, que si no te habría sacado debate.
      La crítica de los puntos positivos y negativos de Harry Poter también está planeada, pero creo que aún le queda bastante para salir publicada.
      Crepúsculo podría ser mucho mejor libro de lo que es, pero es que como Crepúsculo hay cientos de libros con premisas muy buenas que no son bien llevados.

      Me alegro de que te haya gustado.

      Besos reptilianos para ti ^^

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Confiemos en que no sea tan influyente y sea algo pasajero... Porque como influencia es terrible. Su calidad literaria (o falta de) es casi lo de menos, lo peor es su conjunto de valores. Sería una muy mala noticia que eso influencie a toda una generación de escritores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero pensar que es algo pasajero, pero es que cada vez se riza más el rizo y salen fanfics de fanfics (si no me equivoco ya hay publicado algún fanfic de 50 sombras, así que imagina...).

      El problema no es publicar un fanfic. El problema es la falta de valores normales que transmiten. Se puede escribir sobre una relación tóxica, se puede escribir sobre una violación si quieres, pero no ensalzándolo como gestos de amor.

      Eliminar
    2. A mí que la literatura de crepúsculo integre y difunda o no ciertos valores, me parece absolutamente irreleante. Me interesa el aporte literario. Ya sabemos que la mayoría de la gente es rematadamente idiota y se dejará lobotomizar de buen grado por la ideología de turno (o de moda), por lo que esas idas y venidas del comportamiento humano me parecen, aunque tristes, insalvables. Es más, creo, que aunque yo pueda no estar de acuerdo con un determinado sistema de valores o comportamientos, hemos de tener muy claro que la ficción es ficción, y en ella todo cabe. Que haya quien no sea capaz de trazar esa línea, no creo que deba servir de exucusa para castrar la libertad creativa de quien sea. Yo prefiero que las voces se expresen, y luego que se opine al respecto lo que se tenga que opinar. "Me parece que puede infundir valores poco acertados", es un buen ajemplo. Siempre habrá a quien no se lo parezca y opine de otra jodida forma.

      Eliminar
    3. "¿A dónde va Vicente? Adonde va la gente". Somos animales sociales y muchos actúan como un conjunto sin plantearse siquiera si lo que hacen es o no es lógico. Lo hace la sociedad, así que debe ser lo correcto.

      Por supuesto aquí hablo de mi opinión. Creo que ensalzar ese tipo de valores conducen a una relación que no es bastante sana y, ensalzarla como gesto de amor absoluto, me parece incorrecto. Pero hablo desde mi opinión, por supuesto.

      Eliminar
  4. La verdad si, Crepúsculo ha sido la novela más influyente en todo el mundo. En mi país (México) se volvió la lectura primordial e hizo que las niñas comenzarán a tener gusto por la lectura, pero por esa saga nada más, y esas niñas se sentían Bella Swan y querían ser inclusive ¡ser ella!.
    A las chicas no les importaba otra lectura, no querían saber quien era Jane Austen, Louisa May Alcott, Agatha Christie o las hermanas Brontë. Para ellas sólo existía Stephanie Meyer y ¡nadie más! Lo mismo ha ocurrido con la saga de 50 Sombras de Grey, la locura aquí es la misma y las chicas quieren a un Christian Grey en sus vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En México y en todos lados. Tenía amigas suspirando porque deseaban tener un Edward en sus vidas. Que si era súper guapo, que si súper romántico, súper ideal... Si por lo menos la relación de referencia fuese la de Jasper y Alice, quizá tendría algo de positivo, pero la relación entre Edward y Bella no es una relación que sirva como modelo (aunque tampoco es tan mala como la pintan algunos, ya que al final Edward cede bastante en su actitud controladora).

      Esperemos que se acabe pronto esta locura. Porque ya hemos pasado a la novela erótica de dinosaurios y hasta está nominada a premios Hugo. Se les está yendo de las manos.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Por favor, dime que lo de los dinosarios y el premio Hugo era una hipérbole

      Eliminar
    3. Siento decirte que es totalmente cierto: http://midamericon2.org/home/hugo-awards-and-wsfs/2016-hugo-finalists/

      Space Raptor Butt Invasion by Chuck Tingle (Amazon Digital Services)

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Buenas,
    Que razón tienes, por mucho que nos pueda molestar es innegable el hito que supuso y supone Crepúsculo. Todo el mercado editorial de primer nivel en la actualidad se basa en las bases establecidas por la novela de Meyer. Y a mi no me tiembla el pulso al decir que Amanecer y The Host se tratan de los libros que más he leído en mi vida, como bien dices de la preparación para la batalla de Amanecer, eso fue y es suficiente para que me apetezca leerlo aunque luego se vaya por la tangente.
    Lo que me preocupa es lo que vendrá ahora, ¿Se puede generar una nueva revolución de un fanfic de un fanfic de un fanfic? Porque a mi After me da que surgió por 50 Sombras y esta vino de Crepúsculo así que cada vez irá a peor porque será una copia de una copia (Vamos a ver Mis dobles, mi mujer y yo, y sino al tiempo)
    Me ha encantado la entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The Host es mejor en mi opinión. Pero Meyer cayó ahí en otro error: complacer a los fans. Así que en lugar de sacar otros libros con temas originales hizo un gender bend de su propia historia. ¡Les ha colado a sus fans un fanfic!

      Creo que ya hay un fanfic de Cincuenta sombras que está publicado (y no es After, aunque este se inspira también en la novela de James).

      Me alegro de que te haya gustado la entrada ;)

      Eliminar
    2. También hay que tener en cuenta que no por el hecho de hacer fanfic de fanfic de fanfic, vamos a llegar aun producto excesivamente decantado que al final no tenga calidad ninguna. Cada autor tiene la oportunidad de apotar mucho en cada caso, y el fanfic pueder una forma de hacerse un hueco sin reñirse específicamente con la calidad de la obra en cuestión. Yo tengo una amiga que escribe fanfic que ha ganado algunos concursos y escribe muy bien. Si un día pega un pelotazo y eso le catapulta a poder publicar, pondría la mano en el fuego porque no hará algo nefando.

      Eliminar
    3. Estoy muy de acuerdo, pero para eso hay que ir añadiendo elementos y jugando con las historias, no reescribiéndolas sin cambiarles un ápice en lo esencial. Porque ahora muchas historias parecen clónicas.

      Pero soy un firme defensor de los Fanfics (tengo una entrada sobre si son buenos o malos, en la que me posiciono claramente a favor :P)

      Eliminar
  7. Pues probablemente no antes demasiado desencaminado, el éxito y repercusión de esta franquicia es evidente, y que otras que estén surgiendo inspirados en esta es solo una prueba más.

    Un artículo muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué poco me gusta tener razón en estos casos -_-u
      La verdad es que el efecto Crepúsculo aún llega a nuestros días.
      Me alegro de que te haya gustado ^^

      Eliminar
  8. Desde luego que Crepúsculo ha influido en la literatura juvenil actual, eso es impepinable (efectivamente, levantabas una piedra y te salían cinco o seis pseudo-crepúsculos), pero ¿la literatura en general? No sé yo. Yo creo que cuando se estudie literatura en el futuro Crepúsculo ni se mencionará.
    Yo personalmente no comparto lo que dices sobre la diferencia entre el vampiro clásico y el actual. Para mí, la diferencia principal es que el vampiro clásico era EL MAlO! y además daba miedo. Sí, tenía cierta carga sexual (aunque no siempre, ¿quién encuentra sexualmente atractivo a Nosferatu?), pero el vampiro clásico estaba rodeado de toda una esfera de terror que estaba hecha para dar miedo. Y además, la historia del vampiro y sus sentimientos nos daba igual. No se hacía demasiado hincapié sobre eso porque, en resumen, el vampiro clásico era un monstruo. La novela sobre vampiros del tipo Crepúsculo presenta al vampiro como un humano, con sentimientos, historia personal, personalidad, dolor y todas esas cosas que nos hacen humanos. Y de ahí deriva, como bien dices, el que el vampiro moderno quiera controlar sus instintos: de su humanidad.
    Esa es al menos mi opinión, que nada tiene de especial :P
    (Perdona por el rollo, llevo todo el día haciendo comentarios de literatura y estoy en modo académico ^^'')
    Muy interesante tu artículo, como siempre!
    Un saludo!!!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía qué pedante me ha quedado xDDD ^^''

      Eliminar
    2. Yo creo que Crepúsculo no se nombrará mucho en las clases de literatura del futuro (o eso espero), pero ya ha dejado de influenciar a la juvenil para influenciar a la adulta. De momento son solo unos pocos géneros los que reciben su influencia (y por supuesto no todas las novelas de ese género), pero si ves los más vendidos de hoy en día todos tienen un efecto Crepúsculo de fondo.

      Por otro lado, tienes razón, los vampiros eran monstruos, eran los malos y había que matarlos clavádoles una estaca en el corazón. Pero que digas que Nosferatu no es sexy con esa carilla de bicho raro... lo siento pero no te lo admito. A mí me vuelve loco.

      Se ha puesto de moda humanizar al monstruo (nos gustan los antihéroes, lo he dicho xD).

      Y tu comentario es genial. Gracias!!

      Eliminar
    3. Pero... hay algo que me despista y acongoja a partes dolorosamente iguales ¿acaso se estudia actualmente en alguna clase de literatura?

      Eliminar
    4. ¿Se estudia algo en alguna clase? El sistema de educación se basa en memorizar y vomitar contenido. De eso al aprendizaje hay un trecho muuuuuy grande.

      Eliminar
  9. ¡Hola! Debo confesar que yo tuve una época oscura en la que era muy fan de Crepúsculo (sobre todo al principio, de los primeros libros) y en la que por supuesto era tan jovencita e influenciable que no me daba cuenta de lo tóxica que era esa relación... Hasta que crecí y me decepcionó mucho el último libro: para cuando salió la primera peli ya me daba bastante igual el tema.

    No sé en la literatura en general, pero en mí sí que influyó Crepúsculo, y bastante. Para empezar, porque hasta entonces siempre había leído libros en los que los protagonistas tenían mi edad: doce o trece años, ¡pero no 17, como Bella! Recuerdo que me chocó muchísimo ese detalle, porque claro, yo entonces la veía como muy mayor, adulta y madura (y aparte de que obviamente era demasiado pequeña como para entender qué es ser maduro me hizo darme cuenta de que había libros en los que los protagonistas no eran preadolescentes y que cuando ibas creciendo también podías leer cosas con las que pudieras sentirte identificado (?) no sé si esto tiene mucho sentido). Y creo recordar que también leí Cumbres Borrascosas porque salía en el libro y que acabé aborreciéndolo de una manera terrible (probablemente si lo leyera ahora, con más años encima, tendría una opinión diferente). Por aquella época también leí Orgullo y Prejuicio, aunque no recuerdo si fue por Crepúsculo o por cualquier otra razón (es muy probable que sí): por suerte, este sí que me gustó.

    Y, bueno, que siento que este comentario ha aportado poco al mundo, pero yo en realidad quería pasarme porque tus artículos siempre me parecen muy trabajados y documentados y que verdaderamente tratan temas de interés. ¡Y quería felicitarte! Propones enfoques diferentes y lo haces mediante opiniones y consejos con una base detrás, con los que no puedo sino estar de acuerdo.

    ¡Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía 17 cuando leí Crepúsculo. En su momento criticamos algunas cosas, pero no nos dimos cuenta de cuán abusiva era la relación hasta tiempo después (la madurez hace mucho). Pero entiendo perfectamente que desde la perspectiva de alguien más joven, Bella parezca alguien maduro (de hecho me parece un personaje bastante "adulto" para la edad que tiene, independientemente dela relación que mantenga con Edward).

      Mis amigas sí que se leyeron Cumbres borrascosas, si no me equivoco. A mí sigue sin llamarme la atención, todo lo contrario que Orgullo y prejuicio, que sí quiero leerlo.

      Y un comentario siempre aporta algo. Aunque sea nimio, pero aporta. Has dado tu visión de Crepúsculo y lo mismo si alguien no lee tu comentario no pensaría que gente más joven quedaría impresionada por la historia.

      Muchas gracias por los piropos, intento que las entradas tengan fundamento ^^

      Eliminar
  10. Dos cosas sobre esta gran entrada en el blog:

    a) Por lo que sé, todas las novelas similares o clónicas de 50 Sombras no han recibido un incremento de ventas demasiado significativo. La gente iba, compraba el libro (o los dos siguientes de la trilogía) y ya. Nada de "vaya, que buen libro de fantasía del señor Martin, ¿hay otros parecidos?". Se leían ese y fuera. Curiosidad satisfecha y relación tóxica asimilada.

    b) He discutido con varias mujeres (que fueron a ver la saga de peliculas al cine y les gustó) sobre el atractivo sexual de la actriz de Bella. Todas ellas la consideran guapa. Lo considero bastante extraño porque a mi me parece un reclamo de actriz de apariencia sosa con la que se puede identificar la lectora/espectadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juego de Tronos vendió hasta finales de 2015 60 millones de copias. En 2013, Cincuenta sombras llevaba 100 millones de copias vendidas (no quiero imaginar cuántas llevará ahora). Y no, la gente no se leía ese y fuera. Conozco a mucha gente que no leía nada y que después de Cincuenta sombras leyó Pídeme lo que quieras (la saga vendió 118.000 ejemplares en 2014, nada desdeñable teniendo en cuenta que está exclusivamente en español y que ese mismo año la saga más vendida -Cincuenta sombras- vendió 200.000). Y después de eso vino After, que está lanzándose al estrellato y ya se vende en más de 30 países. No había curiosidad satisfecha, de hecho lo que hubo fue curiosidad aumentada por leer más libros de ese estilo (y a los datos me remito, que no defiendo ni mucho menos el éxito que tienen).

      Por otro lado, la actriz que representa a Bella es perfecta para el papel. Parece la típica chica normal pero que tiene lo suficiente para ser guapa. Tiene fallos que la hacen natural, pero su cara es bastante agradable a la vista. Esto hace que pueda pasar por alguien desaliñado (Bella lo es) y a la vez sea considerada guapa. La gente la ve guapa y desaliñada y de forma inconsciente piensan que ellas también pueden ser consideradas guapas aunque ellas no se vean así (igual que Bella no se aprecia a sí misma).

      Gracias por el comentario, querido anónimo ^^

      Eliminar
    2. Hummm, entonces lo que sabía o creía saber está totalmente equivocado. En realidad eran referencias de dependientes de librerías... que podían estar perfectamente sesgadas hacia lo que habían visto. Quizá esos libros se vendieron mucho por correo :P Añadía a eso que mucha gente me había comentado cosas sobre 50S y nadie nada sobre "Pídeme lo que quieras".

      Me dejas con una confianza en la raza humana bajo mínimos.

      Respecto a la actriz que hace de Bella, coincido en que sí, es perfecta para el papel. Pero (por supuesto en mi opinión) no es tan guapa como me han argumentado en demasiadas ocasiones.

      Eliminar
    3. ¡Hey! Nunca hay que perder la esperanza. Siguen siendo lectores ocasionales, de los que leen 1 ó 2 libros anuales. Los verdaderos fans de la literatura, sea del género que sea, va buscando más calidad siempre ^^

      Eliminar
  11. Ciertamente, lo mencionado a cerca de la tendencia de un vampiro a querer luchar contra su propia naturaleza, no era nada nuevo y como ya se ha dicho por ahí, venía claramente reflejado en entrevista con el vampiro, la que para mí es una buena y bien escrita novela que ya tiene un tiempecito.

    Algo en lo que estoy en absoluto acuerdo, es que si la literatura basura contribuye a que algunas personas se acerquen a la lectura, es sin duda bueno para ellas (que leen algo), como para el resto de los que escribimos, pues nunca se sabe cuál puede ser el precedente o desencadenante literario que resulte finalmente en un nuevo lector para tu obra.

    No tengo la suerte o desgracia de haber leído Crepúsculo, pero sí de haber visto las películas -que desconozco en qué medida son fieles-, y la verdad es que lo que más me llamó la atención es cómo consigue durar lo que dura sin que pase nada. Es de un inmovilismo atroz, y pese a la estupefacción inicial, pensé: algo de mérito tiene, pues es jodidamente difícil rellenar una hora y pico de aire sin que se no te demasiado (que se nota). Sobre las paridas de lo vampiros brillantes o el beisbol histrinónico ese... mejor ni hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de tener diferentes gustos. No digo que sea mal libro, pero Entrevista con el vampiro no es para mí. O al menos no lo fue cuando intenté leerlo, quizá en un par de años le dé una nueva oportunidad y me alucine.

      Sí es cierto que leer siempre es algo bueno, pero leer siendo consciente de que los libros son obras de ficción y que en ocasiones hay ideales que no se corresponden con el mundo real o que no son buenos por mucho que el libro diga que sí. Imagina leer Mein Kampf y darle la razón. En cualquier casi estoy de acuerdo, una incitación a la lectura siempre es favorable.

      Los libros, en mi opinión, están mejores que las películas, aunque padecen del mismo defecto: períodos en los que no pasa NADA (de hecho hay un libro prácticamente entero así, Luna Nueva).

      Eliminar
  12. Oye, magnífico análisis, y qué razón llevas. Yo, la verdad, es que me viene muy bien.
    Más que nada porque por avatares diversos de la vida, estoy educando a una pequeña vampirina de 8 años -tiene padres, los sres. Von Vampüren pero son un poco hieráticos y ella es más expansiva y curiosa por lo que atañe al mundo humano- y todo lo que nos cuenta Stephie bienvenido es. Siempre ayuda a bandearse con esta situación, que es un tanto complicada, como podréis deducir de lo que Ludmila me obliga a ir contando, cada semana, de su incipiente pero ya rica vida vampiril en el blog de Ludmila von Vampüren o, casi a diario, en su Twitter @Lilvampir.
    Por cierto, con ella descubrí que este tema de no morder a los humanos data nada menos que del siglo XVIII, de las investigaciones del eminente caballero Henri de la Sang, el yayo de la muy mejor, mejor, mejor, mejor amiga de Ludmila, Devorgila de la Sang que se devanó los sesos para descubir un compuesto artificial con el que aplacar la sed del vampiro y evitar así tan antilustrada actividad después de que un soldado croata lo mordiera en el campo de batalla introduciendo a los De la Sang en el mundo vampírico...
    Ahí queda eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La documentación lo es todo para un autor. Qué mareo de familias y de vampiros. Espero que entre todo eso Ludmila no acabe mal parada.
      (por cierto, me encantan los nombres de las familias vampíricas :P)

      Eliminar
    2. Hola, que magnífica historia cuentas. En el trasfondo de una cultura enigmática, a pesar del tiempo.
      Son en verdad vampiros, han vivido mucho tiempo?. Me gustaría mantener y estar en contacto, y conocer a personas tan interesantes.
      Saludos!

      Eliminar
    3. Gracias Rafael por preocuparte por Ludmila : )). Tranquilo, la cuido muy bien y no terminará malparada. Tiene la suerte de la vampirina (de 8 años) más importante de toda Transilvania)y de ser hija, y nieta, de quién es. Con respecto a lo que dice Nicee, nada más fácil que mantener el contacto, bien a través de Twitter o del blog de Ludmila von Vampüren. Es como una luz en medio de la oscuridad otoñal de los bosques transilvanos, no tiene pérdida... : P)

      Eliminar
  13. Hola, primera vez que me paso por aquí, tu blog es muy bueno^^ Mientras lo leía he recordado toda esa época (porque sí, también me leí la saga entera e incluso un par de libros sobre la realización de las películas) y no puedo estar más de acuerdo con tu análisis.
    Si bien en un determinado momento me atrajo la forma de narrar, con el tiempo dejó de gustarme porque todos los libros era calcos argumentales de Crepúsculo. Siempre iba a las librerías esperanzada de encontrar algo diferente que no fuesen libros de fondo oscuro para adolescentes hormonados pero nunca tuve suerte; era muy frustrante xD
    Y sí, 50 sombras de Grey nunca me gustó, aunque por curiosidad busqué un extracto del texto y me quedé ojiplática cuando vi la joya de la que todos hablaban: parecía un fanfic escrito por una quinceañera...y por lo que veo en tu artículo, no me equivocaba xDDD
    Gracias a Dios que aún hay gente que valora la buena literatura y no le dieron el premio Nobel con toda la publicidad exagerada que hicieron xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu criterio no te falló en ningún momento: 50 sombras de Grey era un fanfic (malo a rabiar) de Crepúsculo.
      Por lo que tengo entendido incluso los personajes de la novela siguen los mismos patrones que los de la saga de Meyer: hay una Alices, una Rosalie... solo que con otros nombres.
      No sé cómo llegó a ser tan famosa esa novela (bueno sí, con la campaña de merketing que le hicieron)

      Un saludo y gracias por comentar ^^

      Eliminar