30 may. 2016

La suspensión de la incredulidad: cómo dar realismo a una novela

Una de las misiones más importante de un escritor es conseguir que el lector se crea que la historia que le cuentas puede ocurrir o podría haber ocurrido como alternativa a nuestra historia (las ucronías que explica Álex en Inteligencia Narrativa). 

Es decir, el escritor tiene que hacer que su historia sea real, que sea creíble. Da igual que sea de fantasía, histórica, romántica, ciencia ficción o dinoerótica. Si sabes usar los elementos adecuados puedes conseguir que el lector se crea lo que está leyendo. ¿Quieres saber cómo?

La suspensión de la incredulidad: cómo dar realismo a una novela


LA SUSPENSIÓN DE LA INCREDULIDAD: CÓMO DAR REALISMO A UNA NOVELA


La suspensión de la incredulidad


Este término fue usado por primera vez por Samuel Taylor Coleridge, un poeta inglés, y es lo que todo escritor de ficción aspira a conseguir. 

Un buen escritor debe lograr que el lector apague su parte crítica y acepte los elementos incoherentes, improbables o inexistentes como verdaderos. Es decir, al pulsar el botón de OFF (suspender) en la parte crítica del cerebro (la que se cuestiona cosas, la incrédula), el lector consigue disfrutar de la obra y creer lo increíble. 

Conseguir hacer una novela histórica creíble tiene mucho trabajo detrás. Hay que hacer una gran labor de documentación sobre la época histórica, las costumbres, los inventos, la política... Pero todo eso se puede conseguir, mira si no las entradas de Elena Álvarez sobre documentación extrema (mi favorita es esta, sobre lenguaje de signos). Es cierto que requiere mucho trabajo, pero si estás bien informado escribirás una novela histórica creíble y el lector tendrá que aceptarla como tal (le resultará fácil apagar el botón del crítico interno).

Si escribes romántica o erótica, debes ser cuidadoso con las descripciones y con los tempos. Nadie se enamora en veinte minutos ni aprende a ser un(a) dios(a) del sexo en su primera relación sexual. No soy mucho de leer erótica, pero reconozco que los relatos de Mimmi Kass me gustan justo porque me parecen creíbles. 

Sin embargo, si escribes fantasía o ciencia-ficción... hacer creíble tu historia puede ser un dolor de cabeza. Estamos introduciendo elementos que no existen. No estamos hablando de la Primera Guerra Mundial ni de un sentimiento ni de un orgasmo. Aquí estamos introduciendo elementos que rompen lo que hay en el mundo: viajes en el tiempo, unicornios, extraterrestres, magia... Y hay que tener mucho cuidado para que el lector caiga en nuestra trampa y se crea lo imposible.

Para hacer que el lector caiga en ese sueño, en esa irrealidad, para hacer que el lector suspenda su incredulidad, podemos jugar con elementos de dentro de la historia (llamémolos... intrahistoria) y elementos externos a esta (extrahistoria). 


Elementos intrahistoria


Hay varios elementos en las historias que son claves para darles credibilidad. Yo voy a centrarme en tres y voy a intentar explicar cómo hacer que sean lo más realistas posibles, ¿te parece?

1. Personajes


Los personajes son uno de los puntos más importantes de cualquier novela, juego, película... Sobre ellos recae toda la trama

El lector debe ser capaz de reconocer en un personaje a una persona. Es decir, el personaje debe ser lo más realista posible. Ya hablamos de personajes planos y personajes redondos. Sí, es cierto que los personajes planos son útiles en ciertas ocasiones (y que pueden ser planos al principio y evolucionar a personajes redondos, también), pero los personajes redondos son mucho más realistas. 

Para crear personajes puedes seguir el Método Stanislavski, muy utilizado en teatro y cine por actores para dar realismo a su interpretación. O usar el método de Taty y crear el personaje en tres tempos. Si escribes personajes femeninos, ten en cuenta que las mujeres son también personas y tienen la misma complejidad que cualquier otro, no las conviertas en clichés o en personajes vacíos. Puedes pasarle los test de Gabriella Campbell para saber si tu personaje femenino apesta

Una de las cosas más importantes a la hora de crear un personaje realista es tener en cuenta dos cosas: que el personaje tiene capas y que los cambios de personalidad son lentos, pero hay elementos (la esencia del personaje) que no van a cambiar nunca. Con tener capas me refiero a que no se ve toda su personalidad de golpe. Normalmente no hablamos de nuestros problemas con un desconocido, ¿no? Sino que sólo alguien que nos conoce de verdad es capaz de comprender lo malo que nos ha ocurrido, conoce nuestros secretos y sabe cuándo necesitamos un abrazo. Pues con los personajes pasa igual. (Todo esto lo puedes leer ampliado en esta entrada de Rocío Vega, pero si no quieres spoilers de Steven Universe mejor ponte al día con la serie antes). 

Recuerda también que los personajes deben tener una motivación, algo que los lleva a hacer lo que hacen y a ser lo que son. La motivación en el personaje es clave, ¿cuál es su meta?

Si quieres perfilar bien los personajes y hacerlo los más realistas posibles puedes pasarles el cuestionario de Proust (aunque no fuese exactamente suyo): 




Sólo tienes que responder a las preguntas pensando que es tu personaje el que las está respondiendo. 

Si lo quieres en PDF y mejor calidad, puedes suscribirte a mi lista de correo y te llegará en el correo del día 1/2 de junio (si te apuntas más tarde puedes pedírmelo y te lo mando). 

Suscríbete para no perderte nada

* indicates required




2. El mundo


Ay, con el worldbuilding hemos topado. Trae de cabeza a más de uno y es que crear un mundo complejo y completo no es tarea fácil. Hay que tener en cuenta muchas cosas: la sociedad, los estratos, la economía, la geografía, las razas (si las hay), la religión (que es muy importante en muchas sociedades)...

Para crear un mundo de fantasía realista hay que seguir una serie de pasos: 

- Describe tu mundo: haz un mapa si quieres para que te resulte más fácil, pero debes conocer las distancias entre sitios, los mares, las montañas, las ciudades, los países... De esta forma podrás describir de forma clara (y creíble) cómo se mueven tus personajes por él. 

- El idioma: si todo transcurre en un mundo paralelo con un único idioma puedes permitirte "traducirlo" todo, es decir, no hacer referencias al idioma de allí. Pero si los protagonistas son de nuestro mundo y van a otro, es imposible que hablen todos en español. Tendrás que dar una razón para que se entiendan (o que lo aprendan como hace Rachel en El Ciclo de la Luna Roja) o explicar algo del otro idioma. Además, el idioma influye mucho en los nombres de los lugares tal y como explica Víctor Selles en esta entrada flipante sobre lingüística en la Tierra Media de Tolkien. 

- Inventa un pasado para tu mundo: el mundo no fue creado ayer. Y si lo fuese, eso también tendrías que explicarlo. Es decir, encuadra tu historia tanto geográfica como históricamente. ¿Qué ha pasado antes? ¿Ha habido alguna guerra que haya causado la distribución de los países así? ¿Por qué está prohibido escuchar música en el norte? ¿Porqué en los mares del sur sólo se puede pescar de noche? Todo eso debe tener una explicación en la historia. 

- Analiza la flora y la fauna: esto como biólogo me puede. Hay que saber describir muy bien si inventas nuevos seres y estos deben estar adaptados a las zonas en las que viven. Puedes usar de base animales que ya existen o plantas reales. ¿Por qué hay plantas de hojas carnosas en zonas hipersalinas? Para poder acumular así las sales y facilitar la toma de agua del suelo. Busca una explicación lógica a las características de los seres que pueblan tu mundo. Si quieres ampliar hay una entrada fantástica de Alister Mairon que habla exclusivamente de esto. 

- Razas: lo mismo de antes. Los seres marinos serán resbaladizos, con extremidades palmeadas... los que vivan en ambientes áridos sólo saldrán a cazar de noche... Ten en cuenta esos detalles y harás que tus razas sean mucho más realistas. 

- Crea convenciones y clases socialesAna Katzen dejó claro que no se puede ser políticamente correcto si se pretende ser realista. La sociedad influye a las personas y esto hace que no todos sean iguales: habrá machismo, hembrismo, racismo, xenofobia, castas inamovibles... algo hará que en la sociedad no se valore a todos por igual (por desgracia las Utopías nos quedan lejos). 

- La cronología: tu mundo de fantasía supongo que se moverá al rededor de una estrella (o varias) como la Tierra al rededor del Sol. Pues tendrás que planear bien cuánto duran los años, los meses, los días... para eso, esta entrada de Luna Antigua es fantástica (nunca mejor dicho). 

Las leyes de la magia: en general las leyes del mundo. Si para hacer magia se necesita llorar, tienes que mantenerte firme y hacer que todo el que haga magia esté llorando. Inventa las reglas y cúmplelas a rajatabla. Son tus leyes de la física: igual que aquí las cosas no caen hacia arriba (ya se encarga la gravedad de ello), allí nadie hace magia sin llorar (ya se encarga la ley húmeda de la magia de ello). 

Para crear un mundo de ciencia ficción nos sirven estas mismas reglas excepto la de las leyes de la magia. En ciencia ficción no hay magia, hay... pues eso, ciencia. Es muy importante que todos los avances científicos tengan una explicación posible. Puede que esta explicación sea leve (en el caso de la ciencia ficción más light) o tremendamente compleja y realista (en la ciencia ficción dura), pero debe poder explicarse mediante la ciencia (esta es la razón por la que Star Wars es Fantasía y no Ci-Fi: la Fuerza no tiene explicación). 

Si quieres escribir ciencia ficción y necesitas explicaciones a avances te recomiendo encarecidamente las entradas de "Ciencia para escritores" de Raquel (Isla Tintero). Son una maravilla. 


3. Escenas


De nada nos sirve tener personajes realistas y un mundo ultra currado si después las escenas son lo más artificial que se nos ocurre. Hay que dejar que los personajes actúen acorde a sus características. No todos van a hablar igual, por lo que es muy importante que los diálogos sean realistas y fluidos. 

Los diálogos son uno de los puntos flacos de muchos escritores (yo incluido). No va a hablar igual un rey que un pueblerino, un comandante de la nave más importante de la flota de Ryeeneh que un sacerdote adorador de la estrella azul en el planeta Taktak. Hay que dejar que cada personaje se exprese diferente igual que cada persona habla diferente

Para escribir buenos diálogos hay una entrada de Literautas que es de gran ayuda. 

También son muy importante las escenas de acción. Hay que saber describirlas correctamente. Lo mejor es intentar reproducir los movimientos antes de escribirlos. Así verás si tu personaje es capaz de dar esa patada desde ese ángulo o no. Este y otros consejos aparecen muy bien detallados en esta entrada de El Libro del Escritor

Muchas de las escenas de acción son peleas. Peleas que, además, dependiendo del arma que se use, va a describirse de una forma o de otra (ya que todas las armas tienen sus limitaciones).  Aquí no tengo más remedio que recomendar leer las entradas de "Cómo crear peleas (in)creíbles" de Ana Katzen para saber cómo describirlas sin meter la pata. 


Truco de magia: conejo saliendo de la chistera
Tenlo claro, el lector quiere ser engañado cuando lee un libro. Está deseando creer que lo que le cuentas es cierto, así que procura que no se vea la trampa al ejecutar el truco de magia.

Elementos extrahistoria


¿Qué son los elementos extrahistoria? ¿A qué me refiero con este término? A todos esos elementos que pueden o no aparecer en el libro, pero que son total y absolutamente ajenos a la historia que se desarrolla. Voy a hablar también de tres elementos que se usan fuera de la historia y que pretenden darle realismo y credibilidad: 



1. "Basado en hechos reales"


Esta frase puede ser tan ficticia como el resto de la obra, pero al aparecer la gente va a leer el libro (o ver la película) con una actitud totalmente diferente. Dan Brown suele poner en sus libros que la historia es ficticia, pero todos los elementos y sociedades secretas que comenta existen en la realidad. Claro, el lector se queda patidifuso ante eso y desea conocer esas cosas ocultas en la sociedad y en las que se basa el libro.

También puede aparecer este elemento, pero no literalmente. Es decir, puede haber elementos en la historia que nos hagan creer que está basada en hechos reales, aunque no se diga literalmente esta frase. 

Es el caso de Lemony Snicket, ¿te suena? Es el supuesto autor de Una serie de catastróficas desdichas, la historia de los hermanos Baudelaire. Pues bien, Lemony Snicket, el "autor", es un crítico de teatro que recopila la información de los huérfanos y la redacta en esos libros. El propio Snicket llega a aparecer como... digamos "compañero de trabajo" (para no hacer spoiler) de los padres de los niños. Y tiene una Autobiografía publicada. Todo muy realista, ¿no?

En realidad, Lemony Snicket es un pseudónimo —y a su vez un personaje creado por Daniel Handler, la mente pensante que se encuentra detrás tanto de los huérfanos Baudelaire como de Lemony Snicket. Muy curioso y muy chulo el truco para dar credibilidad, ¿verdad?



2. El manuscrito encontrado


Este recurso es muy fácil de entender: al comienzo del libro se dice que el autor no lo ha escrito, que sólo lo encontró ya escrito y que se ha encargado de darle forma y de publicarlo. El Quijote de Cervantes es un ejemplo de manuscrito encontrado. De esta forma se le da credibilidad al texto, a la historia, diciendo que la escribió la persona que la vivió o alguien cercano a ella, por ejemplo. 

Hoy en día, el manuscrito encontrado ha sufrido una evolución y se ha adaptado a los tiempos actuales. Es un recurso muy utilizado en cine con las famosas películas de found footage o metraje encontrado, es decir, grabaciones cámara en mano de alguien que se han encontrado a posteriori. Es muy típico en películas de terror como Rec, La Cueva o Atrocious (las dos primeras son españolas y la tercera mexicoespañola, por cierto). 



3. Elementos falsos en otras plataformas


Una de las primeras películas que se hicieron siguiendo el método del metraje encontrado fue El proyecto de la bruja de Blair. En la película unos chicos iban a grabar un documental en los bosques de Burkittsville tratando de estudiar la leyenda de una bruja. Los chicos desaparecieron y la cinta fue encontrada un año más tarde. 

Si buscabas en internet el nombre de los protagonistas te salían perfiles, páginas web... todo fingiendo que lo acontecido en la película era real, que habían desaparecido y que los estaban buscando. La gente se lo creía y por lo tanto creían (apagaban su incredulidad) también lo que aparece en la película, provocando mucho más terror*. 

Estos elementos en otras plataformas daban veracidad a la película. La verdad es que desconozco si hay algún libro que utilice este tipo de recursos (que por cierto, son una maravillosa forma de publicidad).

También lo hacen en series como Cómo conocí a vuestra madre (How I met your mother en inglés), de forma que todas las webs que se mencionan en la serie existen en la vida real. En Glee había perfiles de twitter actualizándose a la vez que ocurría la trama en la serie. Por supuesto, el público sabe que son mentira en estos casos, pero ya has visto que se pueden emplear como algo "real" que puede volverse viral.


La Cuarta Fase: Milla Jovovich interpreta a la psicóloga Charlotte Milchard
Escena de La Cuarta Fase, película de ciencia ficción. Al principio de la película, Milla Jovovich aparece diciendo que es una película basada en hechos reales, que reproduce los vídeos de las sesiones de una psicóloga (a la izquierda) intercalados con dramatizaciones (derecha). Además, si buscabas datos sobre esta psicóloga (Charlotte Milchard) te salían páginas de información sobre ella. Vamos, un combo de película.


Y bueno, ya me callo, que he hablado suficiente (espero que no demasiado) sobre cómo dar realismo a una historia y cómo intentar vencer la barrera de incredulidad del lector.

Ya sabes que estoy encantado de leer tu comentario o tu opinión aquí o en Twitter. ¿Conoces más formas de dar realismo? ¿Algún blog con entradas sobre creación de personajes o worldbuilding? ¿Libros que utilicen elementos extrahistoria? ¡Pues dímelos! 

Los escritores son contadores profesionales de mentiras. 

Dicen que la mejor forma de contar una mentira es creyéndosela. 

Así que créete tu mentira, cree en tu historia.

Y engaña al mundo. 



*La verdad es que a mí no me dio nada de miedo la película, pero sí reconozco que me mantuvo en tensión todo el tiempo esperando que saliese lo más terrorífico del mundo. Esa tensión continua no la he sentido con tantas películas, así que me gusta. 

20 comentarios:

  1. Una entrada genial y muy completa que escritores noveles, y por desgracia no sólo noveles, agradecerán. No es fácil encontrar el punto en el que pasamos de pensar que los dragones no existen a creernos que que se puede tener una serpiente gigantesca en el sótano.

    Ahora bien, es incorrecto ver Star Wars como fantasía porque junto a Star Trek y un buen etcétera entra en lo que se llama Space Opera, un subgénero de la CI-FI con sus propias características, algunas de ellas compartidas con la CI-FI. Que sí, que no explican nada sobre cómo funciona el teletransporte, las comunicaciones por el subespacio o La Fuerza, pero esa es una de las características de la Space Opera. Se puede decir que es la Fantasía llevada al terreno de la CI-FI, pero no que sea Fantasía.
    Por todo esto, no me gusta ver que se englobe en la Fantasía. Acepto separarla de ambos géneros porque tiene su lógica, pero ya.

    Me ha encantado la entrada y espero no sonar muy ¿fuerte?, pero soy de escupir lo que me cruza la mente sin filtro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que decir que Star Wars es fantasía iba a causarme algún problema jaja
      No me molesta para nada que lo sueltes tal cual, lo interesante es el debate.

      Estoy de acuerdo contigo en parte. Es un Space Opera, sin duda. Pero es que este ¿género? ¿subgénero? está a caballo entre la fantasía y la ciencia ficción (o al menos esa es mi opinión). Decir que es Ci-Fi pura creo que es un error, y decir que es fantasía pura también es un error. Pero creo que se aproxima más a una historia de fantasía con una estética futurista característica de las historias de ciencia ficción, que a una historia de ciencia ficción, ya que, mientras en la fantasía sí tienen cabida los avances tecnológicos, en la ciencia ficción pura no hay cabida para la magia.

      Pero, eh, que son opiniones, y afortunadamente son diferentes. ¿Cómo íbamos a poder tener un debate si no?

      Gracias por el comentario ^^

      Eliminar
    2. En ningún momento dije que fuera CI-FI pura, menuda locura sería. La Space Opera nada tiene que ver con ese tipo de Ciencia Ficción, se parece más a la blanda, donde hay tecnología plausible pero que está sin más. Pero sí, es a medio camino en CI-FI blanda y Fantasía de aventuras.

      ¿Se aproxima más a la Fantasía? Sí; ¿es CI-FI? También. El subgénero se ideó para separar este tipo obras como 'Star Wars' de 'Yo, robot' o 'Dune', por ejemplo.

      No opinamos tan distinto. Sí, creo que la Space Opera es fantasía en el espacio, sólo hay que ver 'Star Wars' (te lo dice un fan acérrimo), pero eso quita que la Space Opera se creará dentro de la CI-FI. Ahora, personalmente, en mis reseñas divido la ficción en tres grandes bloques: Ciencia Ficción, Fantasía y Space Opera. Son tres grupos lo suficientemente distintos para poder separarlos.

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Creo que es lo mejor. Dividir y separarlas las tres. Aunque las etiquetas y las divisiones nunca son exactas. Los límites suelen ser difusos y las cosas se solapan. Cuando escribimos mezclamos cosas, elementos, de todos lados. Y eso hace que una novela pueda tener amor, fantasía, ciencia ficción, terror... ¿Dónde la encuadramos entonces?
      Esto no son matemáticas, no hay intervalos exactos "hasta aquí es CiFi" y "desde aquí en adelante es Fantasía". Creo que es lo vueno, que se mezclen cosas.
      Pero separar el Space Opera de los otros dos creo que es acertado.

      Eliminar
    4. Para entendernos de forma simple, ¿la Space Opera utilizaría la tecnología igual que la fantasía utiliza la magia?

      Eliminar
    5. Sí, más o menos. Se podría decir así.

      Eliminar
  2. Como gran seguidora y pambisita que soi me ofrende profundamente que no allas añadido en la parte del manuscrito encontrado a mi idolo el gran y supremo Dallas Revieu, el de opinión incuestionavle. En su magnifica novela se dice como un personage llamado Oscar que contacta con Dallas para que publique su obra y asi difundirla mejor, ya que el poder influensier de Dallas ya supera al de Rubiu y auronpley juntos. Dallas le dise a Oscar que es una obra magnifica y Oscar le dise que esta basada en hechos reales. Pero en realidas lo ha escrito todo Dallas ajajajsja

    xd ya paro

    Gracias por linkearme ( ͡° ͜ʖ ͡°) Y también por esto me he dado cuenta de que nadie ha escrito nada sobre la historia en los mundos de fantasía, siendo yo historiadora... Deshonor
    Al menos ya me has dado una idea

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, la próxima te elimino el comentario ¬¬ no lo nombres que después Google me asocia a él y tengo miedo de que sus influencias puedan destrozar mi carrera (JÁ).

      Ya sabes, un artículo con nicho. ¡Aprovecha!

      Eliminar
    2. JAJAJAJAJ pero si su nombre está escrito de pena xDDD si encuentra esto quiere decir que el chaval ha encaminado mal su vida y tiene que trabajar para google

      Eliminar
    3. Que es broma mujer! Jajaja que me encuentre si quiere. Capaz es de buscar su nombre mal escrito y todo jajaja

      Eliminar
  3. ¡Hola! ¡Pedazo de entrada! Me encanta porque hablas de todo un poco y nos dejas un montón de enlaces que ir descubriendo pasito a pasito (gracias por el que me toca, por cierto *.*), para aprender muchísimo. Esto de suprimir la incredulidad del lector es algo que creo que intentaba hacer de forma automática pero a lo que nunca le había puesto nombre xD Por lo menos con los elementos intrahistoria. Lo de los elementos extrahistoria... wow. Hay gente muy creativa por el mundo (lo de los elementos falsos es hasta un poco perturbador... además, creo que sería muy difícil hacer disfrutar al lector haciéndole creer que la historia que está leyendo es real pero sin que se sienta estafado si llega a enterarse de que todo es mentira... un equilibrio complicado).

    Y, nada, ¡que me ha encantado la entrada! Creámonos nuestras mentiras ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una entrada (bastante) más larga de lo habitual.

      Lo que pretendía era justo eso. Crear una especie de guía con recursos para tener a mano cuando haga falta darle realismo o credibilidad a algo. Que como dices, todos queremos que el lector se crea lo que le contamos.

      Los elementos extrahistoria tienen un doble rasero. En mi opinión son chulísimos y requiere MUCHO trabajo (crear perfiles, subir fotos poco a poco para que no aparezcan todas publicadas un día, comentarios, etc. Eso tarda bastante en hacersey planearse). El problema es que a lo mejor el lector se siente un poco estafado, es verdad. Hay que saber jugar para maravillarlo si lo descubre, en lugar de cabrearlo.

      En fin, me alegro de que te haya gustado. ¡Un beso!

      Eliminar
  4. A ver, yo soy muy crítico con lo que leo y lo sabes. A veces un libro está tan insoportablemente mal construido que no puedo disfrutar de él... y eso molesta. Pero otras veces son detalles y bueno, hay que perdonarlos.
    No creo que no seas buen autor si no consigues "apagar ese botón", ya que a mi nunca se me ha apagado.
    De hecho, hay autores considerados buenos y fantásticos (deificados, vamos) que no es que parezcan haberse documentado mucho.

    Tolkien: a mi personalmente es un autor que no me gusta nada. No digo que su obra no fuese innovadora o lo que quieras. Pero me resulta muy cargante e infumable.
    ¿El idioma? Bien, lo hizo bien. Y lo agradezco, soy un tiquismiquis con los idiomas (como bien dices, no tiene sentido lo de ir a otro lado y que todo el mundo hable el mismo idioma. Incluso en un mundo de fantasía, eso de que todos hablen el mismo idioma o haya un idioma por raza y otro común me parece absurdo).
    Pero en otras cosas... no lo hizo especialmente bien.
    Los Ents, por ejemplo... no tiene lógica que tengan esa morfología arbórea al mismo tiempo que desplazamiento (encima, bosque a través).
    O los Hobbits. Si son tan pequeños y regordetes deberían existir en un clima frío de nieves casi perpétuas; una zona templada como parece ser la comarca (por la vegetación que sale en el libro) no podría dar cobijo a alguien con esa relación superficie/volumen tan pequeña y esa morfometría poco alargada. Y si en todo caso se intentase, el metabolismo tendría que estar muy ralentizado, cuando los Hobbits justamente comen mucho.
    Otras cosas absurdas son las sirenas con pelo, pechos, piel similar a la nuestra... sirenas como el 90% de las sirenas que encontramos en la fantasía.
    J.K.Rowling es otra autora que no voy a decir que es una maestra de la pluma, pero trascendente está siendo.
    Y bueno... quizá Tolkien en su época era visto igual.
    Y lo que venía a decir de Jotaká es que tampoco se ha currado mucho la biología de su obra:
    -Las acromántulas: bueno... un arácnido de ese tamaño es simplemente increible, por la respiración, la falta de endoesqueleto, la longitud de las patas, la fuerza de los quelíceros... básicamente la regla de k^3 juega en contra de JKR.
    - Hipogrifo: eso no puede volar. A los Thestrals les pasa lo mismo, aunque sean preciosos.
    - Basilisco: pues K^3 ataca de nuevo. Que poner seres vivos reales a tamaño gigante NO ES BUENA IDEA.
    - Al bogart le perdono todo porque es una idea fantabulosa.
    Y eso son solo ejemplos.

    Y podría hablarte de muchos más escritores y ejemplos. Incluso de mis escritores favoritos y de sus "cagadas".
    A mi nunca me han apagado ese botón y no por ello no he disfrutado de una obra (siempre que no se roce lo demente).

    That's all. <3.3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se ha notado mucho que soy biólogo, qué parte me gusta de la biología y que entiendo de ella?
      :p

      Eliminar
    2. Discrepo contigo en muchas cosas. Pero eso ya lo sabes, que lo hablamos mil veces en persona.
      Para empezar, a veces sí que apagas la incredulidad. Con Los Feos, por ejemplo, has dicho mil veces " es que esto podría pasar... ¡Es que esto está pasando!", lo ves como un futuro posible y eso, querido, es que han conseguido suspender tu incredulidad.

      También es que estás pensando sólo en novelas de fantasía y Ci-Fi, y hay algunas realistas con las que no tienes más remedio que creerlas (El Castillo de Cristal, ejem).

      Y ahora, en cuanto a cosas biológicas: que se parezca a algo que existe en grande no implica que sea ese algo en grande. Hay mecanismos evolutivos que podrían favorecer el hecho de que exista una serpiente como el basilisco sin que la regla de K^3 se vea afectada, por la sencilla razón de que sería un ser vivo diferente con una estructura interna diferente (que impediría que colapsaran los órganos, btw)y por lo tanto, posible.

      Sí tienes razón con los hobbits, eso es indiscutible. Pero la fantasía sigue siendo fantasía y, aunque debe ser coherente, a veces hay detalles (como el metabolismo ultraacelerado de los seres enanos estos que ha inventado Tolkien) que no es coherente para con su aspecto o zona en la que viven.

      Y con todo esto: ¡GRACIAS! Un comentario fantástico ^^

      Eliminar
    3. Pero los feos no es fantasía, que es a lo que yo me refiero, como bien dices. En otros géneros sí que lo hago ^_^
      Has ido a atacar a muchos de mis libros favoritos, ¿Casualidad? NO LO CREO.

      Sí, pueden ser animales diferentes, pero... ¿crees que el autor va a pensar en eso o simplemente va a usarlo como excusa?

      Los hobbits, pobres, ese metabolismo los está haciendo arder por dentro. Normal que Sam fuese tan pasional :P

      De nada, debatimos cuando quieras. ;D

      Eliminar
  5. ¡Hola! Me encantó esta entrada, me parece muy completa para darle mas realismo a una novela. Si a mi me se me hace un poco difícil escribir una novela de misterio/crimen ambientada en el año 1948 en Inglaterra por todos los detalles e información que debo buscar para que la historia tenga coherencia, ya me imagino lo que es escribir una novela de fantasía o sci-fi por todos los elementos que debe tener adecuadamente para que sea realista logrando mantener al lector atrapado en la historia y que le guste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo qué es peor. Un escritor de fantasía crea él el mundo y puede modificarlo y cambiarlo a placer. Sin embargo, un autor de histórica... se tiene que ceñir a lo que hay. No sé yo qué es más difícil, de verdad. En mi opinión escribir novela histórica tiene mucho mérito (y mucho trabajo de documentación detrás).
      Un saludo y gracias por el comentario ^^

      Eliminar
  6. Simplemente espectacular! Me encantan los artículos bien documentados, realmente te luciste y te mereces enlace. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que preparar este artículo fue bastante entretenido, tenía doscientos enlaces que poner para aumentar información, pero el resultado final creo que es bueno ^^

      Eliminar

Suscríbete para no perderte nada

* indicates required

¿Qué estoy leyendo?

Manual de Autopublicación
tagged: currently-reading
El caso del artista cruel
tagged: currently-reading

goodreads.com