21 mar. 2016

Dioses fantásticos y dónde encontrarlos

¡Hola de nuevo! Para tu información estoy escribiendo esto el Sábado de Pasión, a las puertas del comienzo de la Semana Santa. Había pensado en decirte que habrá que santificar las fiestas y despertar nuestras pasiones en este Sábado -cejas, cejas-. 

Pero, claro, es que cuando tú lo leas ¡ya no será Sábado de Pasión! Así que nada, esa idea quedó descartada por completo. No es posible escribir una entrada basándose en un día concreto, al menos no esa. Eso de depender de la Semana Santa no ha sido buena idea. Pero es que las vacaciones coinciden y muchas otras cosas en la sociedad están establecidas según la religión. 

¿Cómo puede ser la religión tan importante? 

¡Ah, ya! Por aquello de que Dios decide el destino de las personas y del mundo. Es lo que tiene ser todopoderoso y omnipresente... Casi parece un individuo de una civilización tipo V de la escala de Kardashov.

Que los dioses (o Dios, o la Diosa, o whatever), en el caso de existir, serían increíblemente importantes es innegable, y por lo tanto es comprensible que la vida de muchas personas gire en torno a ellos o que se vean tremendamente influenciadas por su existencia. 

También ocurre eso en los libros, ¿no? ¿Cuántas historias tienen dioses buenos, despiadados, superiores, todopoderosos,...? Dioses que en definitiva terminan interfiriendo en la vida de los protagonistas y del mundo o del universo. Los dioses terminan siendo en muchos casos un elemento más de la historia, personajes con tanto peso como cualquier otro, con deseos e intenciones. 

¿Qué te parece si les damos un leve repaso a estos dioses? 



DIOSES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS

Las diferentes religiones de Poniente

La obra (aún inacabada) de George R.R. Martin nos presenta una sociedad compleja y muy realista, con personajes que viven en una increíble escala de grises. Y como fiel reflejo de la realidad, tiene varias religiones con diferentes dioses

Hay una religión principal, la Fe de los Siete, donde se venera un solo dios con siete aspectos diferentes: Padre, Guerrero, Herrero, Madre, Doncella, Vieja y Desconocido. Pero la existencia de esta religión principal no impide la existencia de estas creencias, como la fe en los Antiguos Dioses tan característica del Norte, muy parecida a las religiones animistas que precedieron al cristianismo en nuestro mundo. ¿Veis el paralelismo? Un dios con varias facetas (cristianismo, Fe de los Siete), religiones animistas (celtas, Antiguos Dioses). 

Los siete aspectos de dios. Imagen de mustamirri.

Pero, sin duda, el dios más influyente es el Señor de Luz, R'hllor —dios de la luz, el calor y el fuego—, que se encuentra en una eterna batalla con el Gran Otro dios del frío, la oscuridad y la muerte—. No hace falta que diga cuán importantes son estos dos dioses en una saga que se titula Canción de Hielo y Fuego, ¿verdad? 

Es la eterna lucha entre...


El Bien y el Mal

El bueno y el malo. El héroe y el villano. La princesa y la madrastra. Dios y el Diablo. Se repite una y otra vez. Es una guerra que existe en cualquier libro, en cualquier historia. Aunque sea a diferentes niveles, la lucha entre el Bien y el Mal está presente. A veces se manifiesta dentro de una misma persona, cuando tiene que elegir entre lo que desea y lo correcto. A veces esta guerra es entre dioses. 

Jekyll y Hyde representan la eterna lucha entre el Bien el Mal, aspectos que conviven en una sola persona. 

Esta lucha está presente en El Señor de los Anillos y todo el universo creado por Tolkien, uno de los mundos más completos que podemos encontrar entre las novelas de Fantasía. Y por supuesto, tiene sus dioses. El Bien queda reflejado en el creador del universo, Eru Ilúvatar, cuyo poder está representado por la Llama Imperecedera. 

El Mal queda representado por Melkor (o Morgoth, "Enemigo Oscuro" como se lo llamaría después), el que fue el sirviente más poderoso de Eru Ilúvatar y que termina rebelándose. Melkor es el primer Señor Oscuro (muy anterior a Sauron) y ansía el poder de la Llama Imperecedera. 

¿Os suena de algo la historia de Dios y su arcángel más poderoso, Luzbel? Sí, hombre, el mismo que después sería conocido como Lucifer. Pues eso. 


El Cristianismo y Narnia

Aunque para referencias bíblicas tenemos a C.S. Lewis. El hijo del Emperador más allá de los Mares —dios de Narnia es Aslan, el famoso león. Aslan se entrega a la Bruja Blanca en lugar de Edmund. En consecuencia es torturado y sacrificado. Y después resucita. 

Por supuesto, las referencias de Lewis también tienen en cuenta la figura del demonio. Este queda representado por Tash, el dios venerado en Calormen, cuyo reino ha demostrado ser la antítesis de Narnia (dejaré de lado las similitudes entre los habitantes de Calormen y la estética árabe, porque me parece tremendamente racista). Tash se revela en el último libro como un ser que trae la muerte, un auténtico demonio que incluso los calormenos temen. 

Aslan resucita tras ser sacrificado. Para dejar claro el paralelismo, incluso llega a decir que también existe en nuestro mundo, pero que lo conocemos "con otro nombre". 

Lewis refleja aquí sus creencias en las que tanto calormenos como narnianos llegan al reino de Aslan si han hecho el bien, independientemente de si lo han hecho en nombre de Tash o de Aslan. 

Pero Lewis no es el único autor que repite una idea a lo largo de varios libros. 


Laura Gallego y la Diosa

Si habéis leído algo más allá de la famosa trilogía ambientada en Idhún, habréis descubierto que la figura de la Diosa es algo que se repite en varios libros de esta escritora. 

Laura Gallego discute ampliamente el concepto de Dios en Dos velas para el diablo, donde Cat, la hija humana de un ángel, busca venganza por la muerte de su padre. A lo largo de ese libro, la presencia de Dios es algo que incluso se llega a poner en duda: existen los ángeles, existen los demonios, pero ¿dónde está Dios?

Sin embargo, no es el único libro en el que el monoteísmo aparece. La Diosa aparece por primera vez en Las hijas de Tara, un muy buen libro mezcla de ciencia ficción (light) y fantasía en la que el mundo tecnológico se enfrenta a la naturaleza. En el libro se hace varias referencias a la diosa Tara, creador de todo. Laura presenta aquí una visión panteísta: Tara no es sólo creadora, Tara es todo lo que existe, toda la naturaleza, todos nosotros. 

Por supuesto, también aparece la figura de la Diosa en La Emperatriz de los Etéreos. La Diosa y la Emperatriz se manifiestan como contrapartes y, hasta el final, no parece muy claro cuál de las dos es la buena. 

Bipa y Nevado, los protagonistas de La Emperatriz de los Etéreos, caminando hacia la estrella azul que indica dónde vive la Emperatriz. Bipa puede darle vida a Nevado gracias a un ópalo con el poder de la Diosa. 

Pero claro, si piensas en Laura Gallego sueles pensar en Idhún y su increíble...


Panteón de dioses

A mí me encantan los panteones de dioses, diferentes seres que encarnan las diferentes fuerzas de la naturaleza: el agua, el fuego, la luz y la oscuridad, la tierra y el aire...

Sí, Laura Gallego tiene uno de esos panteones, pero no es el más grande. 

Uno de los que más me gustan es el panteón de dioses del Mundodisco de Terry Pratchet. La verdad es que no me he leído todos los libros, no os voy a mentir, pero están en la lista de pendientes (junto con otros dos millones de títulos). Si no me equivoco tiene 40 dioses, 10 dioses menores, 5 demonios, 2 dioses oscuros...

Muchos de estos dioses tienen parecidos, por supuesto, con dioses de las mitologías griegas y romanas. De hecho, hay libros enteros en los que aparecen estos dioses. 

Dioses griegos. Me encanta esta película, aunque falta mi favorito de los dioses: Hades. ¿Quién no lo amaría con su "Zeusíiiin"?

Este es el caso, por ejemplo, de la saga de Percy Jackson, que al fin y al cabo está protagonizada por el hijo de Poseidón. En estos casos los dioses son cada vez más parecidos a nosotros, con deseos y miedos que los humanizan.


Cuando los humanos se convierten en dioses

Hay quien juega en sus libros con la deificación de seres humanos: ¿es posible que la figura de alguien se magnifique tanto hasta considerarlo un dios? 

Este es el caso de la distopia de Aldous Huxley, Un mundo feliz. En este libro Henry Ford (sí, el de los coches) es considerado casi una especie de deidad. ¡Por Ford, si la gente hasta jura en su nombre! Más que nada porque la sociedad está basada en sus principios: producción en masa, homogeneidad, previsibilidad y consumo de bienes desechables. Si bien Ford no es considerado el Creador, sí que es adorado como creador de la sociedad existente. Incluso los años se cuentan como "después de Ford", en lugar de "después de Cristo". 

Más allá llega El Atlas de las Nubes de David Mitchell. Este libro cuenta 6 historias que transcurren desde el siglo XIX hasta un futuro post-apocalíptico (¿Año 2300?). Cada historia representa un género distinto: histórica, drama, comedia, ciencia ficción, policíaca y post-apocalíptico. 

Seré sincero. No he leído el libro (otro pendiente, sí). Pero he visto la película, una auténtica obra de arte que refleja el paso de un alma a través de las diferentes historias (escenificado con el mismo actor interpretando diferentes papeles) y con un único mensaje final, una revelación única a todas las historias (¿Se nota que es mi película favorita?).

El caso es que Sonmi 451, la protagonista de la historia de ciencia ficción, es considerada un auténtico dios en la historia post-apocalíptica. Es venerada y adorada, hasta el punto de que el protagonista no cree que sea una humana más. 

Sonmi 451 durante su vida (a la izquierda) y una estatua erigida en su honor varios cientos de años después (a la derecha). 


Los dioses extraterrestres

Si los humanos pueden ser considerados dioses, ¿por qué no otros seres? Pues claro que pueden. Y si no que se lo digan a Cthulhu y a Lovecraft. Sinceramente, apenas me he iniciado en los mitos de estos dioses de pesadilla, extraterrestes cuyo poder es capaz de volver loco a cualquiera sólo con verlo. Así que para no cagarla mucho os recomiendo este post de Jaume Vicent Bernat en Excentrya. 

Cthulhu emergiendo de las profundidades del océano.


Y hasta aquí mi repaso. ¿Se te ocurren otros dioses? Ya lo sabes, puedes dejarme un comentario o decírmelo por Twitter

¿Sabéis cuál es mi tipo de dios favorito? El Escritor. Ese que crea mundos y seres, personas e historias, ese que escribe entre líneas (como en los libros de Jose Antonio Cotrina, sí). 

Así que escribe, crea, destruye. Ejerce tu voluntad. Sé soberbio. 

Conviértete en dios. 
¡Comparte!:

8 comentarios:

  1. ¡Vaya!¡Pedazo de entrada, Rafa! Me ha gustado mucho, y además creo que está muy completa. Supongo que tendré que volver aquí cuando quiera escribir algo con dioses de por medio: tienes toda la razón cuando dices que son importantísimos en el desarrollo de muchas historias. Una de las cosas más interesantes, en mi opinión, es cuando en las historias hay presentes diferentes creencias, como en Canción de Hielo y Fuego, o en la trilogía del Mar Quebrado (si no voy mal), y más cuando se parecen conflictos... Hay tantas cosas en las que creer...
    En fin, que no me enrollo más. ¡Un abrazo y sigue así!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Raquel!
    Me alegro de que te haya gustado la entrada. He intentado recopilar bastante info, y me he dejado algunas cosas en el tintero porque no quería sobrecargar (ni hablar sin conocer).
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola :) He entrado en esta entrada a través de un retweet y que sepas que me ha encantado leerla. Sencilla, pero explorando las diversas deidades que asolan los mundos de fantasía como Poniente Mundodisco. Me ha maravillado y soprendido ver a mi querida Somni 541, es uno de mis personajes favoritos de la novela, y si, yo la veo como una diosa o líder post-apocaliptica. Ojalá en futuras entradas, o si haces otra parte, incluyas algunas cosas como las religiones que Sanderson mete en sus novelas, o alguna de los de Rothfuss, aunque su mitología es más difusa. Un saludo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Si no me equivoco eres Daniel (por el icono/imagen). Me alegro de que te haya gustado la entrada ^^

      He intentado hacer un resumen de las diferentes ideas que aparecen en los libros sobre el concepto de dios (o dioses) o sobre la religión (o religiones). Por supuesto me dejo mil ejemplos atrás.

      Pensé en meter algo de Crónicas del Asesino de Reyes, pero creo que soy una de las poquísimas personas en el mundo que no se lo ha leído. Estoy esperando a que salga el tercero porque se me da MUY mal esperar entre libro y libro. Pero tengo en cuenta las recomendaciones para el futuro ;)

      Un saludo ^^

      ¡Ah! Y mi favorita también en Somni, con diferencia.

      Eliminar
  4. En primer lugar, muy buena estructura. Buenos análisis, sí... Las imágenes eran de calidad... Sí, sí.

    En segundo lugar... MALDITO SEAS, ME HA ENCANTADO. Me encanta que escriban de esta forma tan distendida, me atrapa hasta el final (aparte de que el contenido me ha enamorado). Ya con el primer párrafo me habías conquistado, pero con lo del "Zeusíiiin" de Hades me has ganado por completo xD

    Y en tercer lugar, sí, es cierto que los dioses no pueden faltar en una buena historia, le dan ese toque humano de creencias divinas y la necesidad de creer que estamos a merced de manos sabias y bla, bla, bla (nota mental: hacer que los personajes de mi novela se rebelen contra el dios/dioses de turno).

    Pues eso, que te doy buena nota y de buen grado ;)

    Abrazos de berenjena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Clara, por dios, nunca mejor dicho.
      Me alegro de que te haya gustado la entrada, pero tampoco es para tantísimo (¿no?). Y es que Hades es taaaaan genial...
      Ya sabes, si vas a meter dioses cúrrate su figura (o que no salgan nunca y sólo haya religiones, como hace Martin).
      Me alegro de haber aprobado, es un duro examen.

      Eliminar
  5. ¡HOLA!
    Sí, que me he tardado en venir a comentar. Para empezar, DEBES leer Cloud Atlas. Eso se lo digo a todo el mundo y ya que lo mencionas por aquí pues yo lo dejo caer...
    La verdad es que me encanta como muchos autores manejan las cosas en novelas de fantasía :D Hay algunos que crean religiones enteras que son geniales :D Yo personalmente tengo ganas de usar la mitología azteca. Sí, es todo parte de un plan para que la gente se rompa la cabeza leyendo nombres como Coyoxauhqui, Huitzilopochtli, Tonantzin... Y así. (También porque amo mi cultura y eso).
    Muy buena entrada.
    Nea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Nea!(<- ¿ves? Coma antes del vocativo)
      Comenta cuando quieras y cuando te apetezca, jajaja
      Por otro lado, si tú me recomiendas leerlo, ya sí que no hay duda. Creo que tienes buen criterio para los libros (por lo menos suelo coincidir).
      La mitología precolombina es fantástica y me da coraje que aquí nos llegue tan poco. Apenas diferencio maya, olmeca, azteca... Y los nombres, pese a impronunciables, me gustan mucho. Tienen un sonido tan diferente...
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un abrazo :)

      Eliminar